YEMOJA Y LOS TAMBOLEROS

Apataki de Oturupon-ejiogbe

Pataki
Yemoja quiso darle un tambor a su ángel de la Guarda y para eso mando a buscar a los tamboreros; ellos llegaron el día señalado por Yemoja y comenzaron a tocar y cuando sé acabo la fiesta estos le preguntaron a ella si estaba conforme, y les dijo: No, y les entrego su dinero por el toque. Entonces Yemoja mando a buscar a otros, pero le paso lo mismo. Luego mando a buscar a Otrupo Bekonwa y a su hermano que eran tamboreros; cuando llegaron con Yemoja les contó que había sucedido con los otros; los hermanos empezaron a tocar y tocaron tan bien que la santa bailo y sé divirtió como nunca antes, cuando la fiesta termino y Yemoja tan complacida que les regalo a cada uno una bolsa llena de oro y les dijo que no sé detuvieran en ninguna parte. Estos partieron de regreso al pueblo, pero en el camino vieron muchos Ishu y muy buenos, y dejaron las bolsas al pie de las matas en el medio del monte, partieron de nuevo al pueblo. Pero cuando habían caminado algún trecho vieron una casa vacía y allí sé pusieron a cocinar los Ñames, después que acabaron sé acordaron de las bolsas de oro que Yemoja les había dado y fueron de regreso al lugar, y no encontraron nada acordándose lo que dijo Yemoja.