EL PAJARO CARPINTERO.

Apataki de Okanran-obara

HABIA UN REY QUE TENIA UNA HIJA MUY LINDA Y HERMOSA Y TODO EL MUNDO QUERIA CASARSE CON ELLA.
ENTONCES EL REY ANUNCIO UN CERTAMEN PARA REUNIR A TODOS LOS PAJAROS PARA QUE SU HIJA ESCOGIERA EL QUE MAS LE GUSTABA PARA CASARSE.
LOS PRIMEROS EN ENTERARSE FUERON EL TOCOLORO Y EL CARPINTERO, ESTE ULTIMO FUE A CASA DE ORUNMILA QUIEN LE VIO ESTE IFA Y LE DIJO QUE HABIA UNA DISPUTA Y QUE EL QUERIA GANAR, QUE HICIERA EBBO CON TODA LA ROPA QUE TENIA PUESTA Y QUE CUANDO FUERA AL CERTAMEN FUERA CON ROPA DE TRABAJO.
EL CARPINTERO ASI LO HIZO, PERO EL TOCOLORO SE COMPRO UN TRAJE MUY LINDO Y LOS MEJORES PERFUMES PARA EL DIA DEL CERTAMEN.
LLEGADO EL DIA DE LA REUNION EL TOCOLORO SE PUSO MUY ELEGANTE DE MANERA QUE NADIE LE PUDIERA GANAR O SUPERAR EN ELEGANCIA. EL CARPINTERO FUE CON ROPA DE TRABAJO Y CON SU BOINA PUESTA.
CUANDO TODOS LOS PAJAROS ESTABAN EN EL PALACIO EL TOCOLORO SE ACERCO A LA PRINCESA Y LE DIJO: CUANDO NOS CASEMOS TENDRAS EL MEJOR JUEGO DE CUARTO QUE EXISTE Y TODO LO MEJOR QUE HAYA EN EL MUNDO. PERO EN ESE MOMENTO EL CARPINTERO LE DIJO AL REY: SU MAJESTAD NO PUEDO ESTAR SIN HACER NADA, NECESITO TRABAJAR HASTA QUE LLEGUE EL MOMENTO EN QUE LA PRINCESA ELIJA AL PREFIRIDO. ENTONCES EL REY DIJO, MIRA EN EL PATIO HAY UNA MATA DE JIQUI, ALLI TIENES TRABAJO Y EL CARPINTERO EMPEZO SU FAENA HASTA QUE LLEGO LA HORA DEL ALMUERZO Y VINO EL REY Y LE DIJO VEN VAMOS A
ALMORZAR QUE DEBES TENER HAMBRE.
EL CARPINTERO ALMORZO CON EL REY Y DESPUES SIGUIO SU TRABAJO; CUANDO LLEGO LA HORA DE LA COMIDA, EL REY VINO A BUSCARLO Y EL CARPINTERO COMIO CON EL REY EN LA MESA.
MIENTRAS TANTO EL TOCOLORO HABLABA CON LA PRINCESA Y SE LIMPIABA LOS ZAPATOS CON EL PAÑUELO, LE OFRECIA LO MEJOR DE LA TIERRA HASTA QUE LLEGARA EL MOMENTO DE ELEGIR AL ESPOSO.
LLEGADO EL ANSIADO MOMENTO EL REY DIJO: BUENO MI HIJA, ESCOGE AL HOMBRE QUE SERA TU ESPOSO, RAPIDAMENTE ELLA LE CONTESTO NO PADRE ESCOJA USTED AL QUE SERA MI ESPOSO.
RAPIDAMENTE EL REY DIJO: 'BUENO TE CASARAS CON EL CARPINTERO, PORQUE ES UN HOMBRE MUY TRABAJADOR Y HONRADO';
ENTONCES EL TOCOLORO DIJO RABIOSO: ESTO ES UNA INFAMIA Y DESDE ESTE MOMENTO ME VOY PARA EL CAMPO Y JAMAS VOLVERE A LA CIUDAD Y POR ESO ES QUE EL TOCOLORO NUNCA VIENE A LA CIUDAD.