LA ADIVINACIÓN PARA EKUN Y OGBO (EL TIGRE Y EL GATO MONTES)

Apataki de Oturupon-Meji

Ogbo tuvo un terrible sueño y decidió ir a ver a Orula. Ekun y Ogbo eran hermanos. Orula le dijo a Ogbo que el debería darle una etu a su cabeza, por causa de Ekun, ya que este estaba planeando matarlo. También le dijo que se abstuviera de hacer rogaciones de cabezas a otros sin importarle su relación con estos. Y sobre todo el debería ser muy cuidadoso y vigilante en cuanto los acontecimientos que se desarrollaran en torno a el. El hizo lo pedido por Orula.

Ekun también fue donde Orula en busca de consejo, para saber como poder terminar con su hermano Ogbo, para comérselo. Se le dijo que tenia que darle un chivo a Echu. Y aunque en un principio, estuvo de acuerdo, el decidió que un chivo era mas sabroso que su debilucho hermano y no hizo el ebo. El en cambio decidió convencer a otros animales, prometiéndoles que no los mataría si cooperaban con sus planes. El les dijo que lo único que tenian que hacer era persuadir a Ogbo de que fuera a servir la cabeza de Ekun. El leopardo hermano de ambos se ofreció para hacerlo. Ekun amarro el chivo con el cual serviría su cabeza, se froto su cuerpo con epo y se hizo el enfermo.

El leopardo llego a la casa de Ogbo y le dijo que Ekun estaba muy enfermo y que el Awo había dicho que solo el podía salvarlo, sirviendo su cabeza. Aunque el recordó lo dicho por Orula. No pudo negarse a lo pedido. Y partió para la casa de Ekun. Cuando el llego, se encontró una atmósfera de inexplicable tristeza y parecía como si Ekun estuviera a punto de morir realmente. Ogbo miro los ojos de su hermano y supo que este estaba fingiendo.

El propuso que el chivo debería ser sacrificado por otro de los presentes y después el usaría la cabeza cortada para frotar la cabeza de Ekun de acuerdo con la tradición. Esto fu aceptado, y la hiena hizo el sacrificio, y le dio la cabeza a Ogbo. Mientras el oraba con la cabeza en sus manos, danzaba con paso seguro hacia atrás y apuntaba con la cabeza hacia Ekun que yacía en su lecho. Ogbo alababa a Orumila que le hizo la adivinación cantando así: Ologbon logbon kii chebi Oyo. Ifa bolo bolo niitee Ekun. Odifafun funmi Olu Ifaa. Mogbo, moru. Eyiin eyiin lamuyo. Eyiin yo are Mientras cantaba el seguía retrocediendo. Cuando estuvo lejos, froto su cabeza con la del chivo y escapo corriendo. Cuando Ekun se dio cuenta de lo sucedido, acuso a los presentes de permitir la huida de Ogbo, y salto sobre ellos y mato algunos que devoró. Fue de esta forma que Ogbo se salvo de Ekun por este ultimo no hacer el ebo. Y su obediencia hacia Ifa.