EL PUEBLO DE OLOFIN.

Apataki de Okanran-obara

ACONTECIO UNA VEZ QUE TODO EL MUNDO PASABA POR DONDE ESTABA OBATALA Y NO LE SALUDABA, PORQUE COMO IBAN A VER A OLOFIN SE CREIAN QUE ELLA ERA UN PERRO Y NO LE HACIAN CASO HASTA QUE UN DIA A TODOS LOS QUE NECESITABAN VER A OLOFIN ELLA LES DECIA QUE NO ESTABA Y QUE ESTABA ENFERMO QUE NO RECIBIA A NADIE, PERO ORUNMILA COMPRENDIO LA SITUACION Y LLEVO DOS PALOMAS DEBAJO DEL BRAZO Y AL LLEGAR LE DIJO A OBATALA: QUE TIENES QUE ESTAS TAN TRISTE?, Y ELLA LE CONTESTO: AQUI TODO EL MUNDO PIENSA QUE YO SOY UN PERRO.
ENTONCES ORUNMILA LE DIJO: AQUI TIENE UD. DOS PALOMAS Y ELLA LE CONTESTO; TU TENDRAS DE MI Y DE OLOFIN.
NOTA: AQUI NACE QUE CUANDO OBATALA LE DA LA ESPALDA A UNA PERSONA NO HAY SANTO QUE LO SALVE NADA MAS
QUE ORUNMILA.