EL REPUDIO A BABALU AYE

Apataki de Oyecun-Irete

Una vez hace tiempo, Babalu aye fue a un pueblo, y cuando las gentes lo vieron leproso como estaba empezaron a repudiarlo, y le tiraban cosas, en fin hacían de el burlas constantes.
Mientras tanto había un Oluwo que se llamaba Oruye, el cual se jactaba que a el nada podía pasarle, ya que sabia mucho.
Un día Babalu Aye, cansado de las burlas que le hacían, se fue a ver con Eshu, y le contó todo lo que estaba pasando, y le pidió que les diera castigo a la gente del pueblo.
Eshu fue a ver otras entidades que él comanda, y se pusieron de acuerdo a dar un escarmiento, donde acordaron que todo el que encontraran en la calle, se los llevaran e hicieran con ellos lo que quisieran.
Ese día el Oluwo se miro con Ifa, y le salió este signo, donde Orula le advertía que no saliera a la calle, y que hiciera rogación con: Eku, Ejá, Awado, Epo, Obi, y se limpiara con todo esto a el y todos en su casa, y que la pusiera en los 4 puntos de la casa, o 4 esquinas, en 4 pedacítos de saco.
El Oluwo hizo lo que Ifa marco, y después de esto se dijo que el no iba a estar sin salir, después de hecha la limpieza y cogió los saquitos con las cosas, salió a la calle, y no tuvo que caminar mucho cuando las entidades se abalanzaron contra él, y lo arrastraron y cuando iba por el suelo se le cayeron los paquetitos que estaban dedicados a Babalu aye. Eshu los recogió y dijo que lo soltaran.
Cuando las entidades lo soltaron, el Awo, nervioso como estaba le dio gracias a Eshu, y este le dijo que si Ifa no le había advertido y este le respondió que había salido a poner los Eboses y Eshu le contesto, que cuando Ifa le dijera algo que hiciera caso al pie de la letra. Eshu lo acompaño a su casa y le dijo que no saliera por 7 días. Las entidades después hicieron desastres en aquel pueblo.