EL SECRETO DE OLOKUN.

Apataki de Oragun-Meji

ESTE ERA UN HOMBRE EL CUAL VIVIA CON SU MUJER Y SUS TRES HIJOS Y VIVIA DE LA CAZA Y HACIA VARIOS DIAS QUE SALIA Y NO CAZABA NADA Y TODOS LOS DIAS SE INTERNABA EN EL MONTE PERO NADA CONSEGUIA Y ASI DEAMBULANDO POR EL MONTE SE ENCONTRO CON UN HOMBRE QUIEN AL VERLO COMO ANDABA SE LE ACERCO Y LE PREGUNTO QUE LE PASABA. EL HOMBRE LE CUENTA SUS PROBLEMAS Y EL OTRO LE DICE. VAMOS A AYUDARTE. COGE ESTO Y LO COLOCA EN TU CASA EN UN LUGAR QUE NADIE LO VEA NI LO TOQUE. EL CAZADOR ASI LO HIZO Y FUE PARA SU CASA LLEVANDO AQUEL SECRETO Y LE ADVIERTE A LA MUJER QUE ELLA NI SUS HIJOS NI NADIE LO PODIA VER NI TOCAR. A PARTIR DE ESE MOMENTO EL HOMBRE COMENZO A MEJORAR SU SUERTE Y LA CAZA FUE ABUNDANTE Y TODOS LOS DIAS TENIA COMIDA Y DINERO.
EL CAZADOR TODOS LOS DIAS SE IBA PARA EL MONTE A CAZAR Y SU MUJER SE PUSO EN VELA Y MANDO A SU HIJO TAN PRONTO COMO EL SALIO PARA QUE VIERAN QUE ERA LO QUE SU PADRE TENIA GUARDADO TAN CELOSAMENTE. LOS MUCHACHOS SE SUBIERON Y DESTAPARON EL SECRETO Y TAN PRONTO COMO MIRARON CAYERON MUERTOS AL PISO.
LA MADRE AL VER AQUELLO SALIO CORRIENDO Y GRITANDO PARA LA CALLE Y EN ESO YA REGRESABA SU MARIDO Y LE CONTO LO QUE HABIA SUCEDIDO Y QUE ELLA ERA LA CULPABLE.
EL HOMBRE ENTONCES SE ACORDO DE LO QUE EL OTRO LE HABIA DICHO; QUE EL ERA OLOKUN Y QUE CUANDO TUBIERA PROBLEMA LE DIERA LAS QUEJAS Y LE OFRECIERA ALGO PARA RESOLVER LA SITUACION. EL CAZADOR TRAIA UN EYA ORO EN SU JABA Y DIRIGIENDOSE AL SECRETO LO DESTAPO Y LE DIJO; YO NO HE TRAIDO ESTO PARA QUE MATE A MIS HIJOS. SI NO TODO LO CONTRARIO.
ES PARA EL BIENESTAR DE ELLOS DE MI MUJER Y DE MI. AQUI TE OFRESCO ESTE EYA ORO PARA QUE LO VUELVA A LA VIDA.
EL CAZADOR COLOCO EL EYA ORO SOBRE OLOKUN Y LOS TRES MUCHACHOS RESUCITARON Y EL EN AGRADECIMIENTO LE LLEVO EL EYA ORO AL LUGAR EN QUE LO HABIA PESCADO.
EN ESTE EBBO NO PUEDE FALTAR EL EYA ORO (GUABINA).