EL LABRADOR Y LA CAZUELA.

Apataki de Ofun-otura

EN ESTE CAMINO HABIA UN HOMBRE QUE TRABAJABA LA TIERRA Y UNA VEZ ESTANDO EN SU TRABAJO SE CAYO Y CUANDO SE LEVANTO, SE LAVANTO CON LA ACCION DE UN FENOMENO.
AL DIA SIGUIENTE CUANDO ESTABA TRABAJANDO LA TIERRA, EL ARADO TROPEZO CON UNA COSA Y EL SE MOLESTO Y DIJO: DEBIA SER UNA BOTIJA DE DINERO NO ESA BASURA. AL MOMENTO LO QUE EL HABIA ENCONTRADO LE DIJO: LLEVAME CONTIGO.
CUANDO EL HOMBRE LLEGO A SU CASA ESO QUE ENCONTRO EMPEZO A PEDIRLE Y EL A DARLE LO QUE PEDIA. POR TAL MOTIVO ESTE HOMBRE OBTUVO UNA GRACIA AL HABLAR Y LAS COSAS QUE HACIA ERAN INCALCULABLES A TAL EXTREMO QUE TODO EL PUEBLO IBA DONDE EL ESTABA.
ESTA CIRCUNSTANCIA LE CREO UNOS ENEMIGOS QUE LO EMPEZARON A VELAR Y A PONER COSAS Y CUANDO CREYERON QUE YA ESTABA CONFECCIONADA Y QUE ERA IGUAL A LA DEL HOMBRE, LE ROBARON LA QUE EL SE HABIA ENCONTRADO.
PASADOS LOS DIAS EL LABRADOR HACIA SUS COSAS, PERO NO SALIAN COMO ANTES NI DABAN EL MISMO RESULTADO, ENTONCES ESTE SE FIJO QUE ESTA CAZUELA TENIA UN PEDACITO QUE ESTABA SALTADO Y COMPRENDIO QUE ESTA NO ERA LA SUYA Y SE
PUSO EN VELA Y COGIO AL LADRON Y FUE PERDIENDO ASHE, DONDE TUVO QUE HACER Y COMER MANTECA DE COROJO.
NOTA: LA PERSONA TIENE QUE TENER CUIDADO CON LA GARGANTA.