HAGAMOS LAS COSAS CON JUBILO.

Apataki de Irosun-iwori




Hagamos las cosas con jubilo. Aquellos, quienes deseen ir pueden ir. Aquellos que deseen retornar pueden hacerlo. Definitivamente, los seres humanos han sido escogidos para traer buena fortuna al mundo.
El omni-consciente(Olodumare), el adivino de Orunmila, adivino Ifa para Orunmila, a quien se le dijo que los seres humanos vendrían a preguntarle una cuestión particular. Se le aconsejo que ofreciera sacrificio de peces y doscientos granos de maíz. Orunmila hizo el sacrificio.
Un día, todas las clases de personas, incluyendo ladrones y otros malvados, se unieron y fueron a ver a Orunmila para quejarse que ellos estaban cansados de irse y venir a la tierra. ¡Orunmila permítanos tomar refugio en el cielo¡.
Orunmila dijo: Ellos no podrán evitar ir y venir a la tierra hasta que no tomen la Posición del bien que Oduduwa ha ordenado para cada individuo; solo después de esto podrán residir en el cielo. Ellos preguntaron: ¿Cuál es la posición del bien? Orunmila les dijo que eran unos ignorantes. Ellos dijeron: Nosotros somos ignorantes y queremos tener el conocimiento de Olodumare(Dios).
Orunmila dijo: La posición del bien esta en el mundo. Un mundo en el cual haya completo conocimiento de las cosas, jubilo en todas partes, vida sin ansiedad o miedo de enemigos, sin ser atacados por serpientes u otros animales peligrosos, sin miedo a la muerte, enfermedad, perdidas, alineación, magos, brujas, Eshu, peligro de accidentes de agua o fuego, sin el miedo a la miseria o a la pobreza, con tu poder interno, buen carácter, y sabiduría.
Nosotros debemos evitar el daño y el robo a otros porque los dueños sufren la desgracia con esta conducta que Oduduwa la ve y las otras deidades espirituales en el cielo, quienes siempre son amigables y siempre nos desean bien a nosotros. Estas fuerzas pueden retornar lo malo sobre nosotros y traer la oscuridad al mundo. Recuerden que Uds. no reciben ningún favor, y cualquier mal será pagado. Todos los actos diabólicos tienen repercusiones. Individualmente, nosotros tenemos que mantener la posición del bien, la cual es: La sabiduría para gobernar el mundo como un todo; el sacrificio o cultivar el habito de hacer el bien al pobre o al necesitado; el deseo de incrementar la prosperidad mundial en vez de buscar su destrucción.
La gente continuara regresando al cielo y viniendo a la tierra hasta que cada uno de nosotros mantengamos la posición del bien. Hay muchas cosas en cielo que aun no están disponibles en la tierra y las obtendremos en la medida que se cumplan estos designios. Cuando todos los hijos de Oduduwa todos reunidos y aquellos selectos traerán las cosas buenas a la tierra y serán llamados SERES HUMANOS.