EL HERRERO.

Apataki de Irosun-owonrin

HABIA UN HERRERO QUE SE LAMENTABA DE QUE ESTABA MUY MAL, FUE A CASA DE ORULA Y ESTE LE DIJO, QUE EL TENIA QUE HACER EBBO, Y COMO EL HERRERO NO TENIA CON QUE HACER LA ROGACION, EMPEZO DE NUEVO SU TRISTEZA.
AL DIA SIGUIENTE EMPEZO A PRENDER LA FRAGUA, MUY TEMPRANO PARA PONERSE A TRABAJAR, Y AL MOVER LA CENIZA SE ENCONTRO UN ÑAME Y DIJO: YA TENGO PARA PASAR EL DIA DE HOY, PERO GRANDE FUE SU SORPRESA CUANDO AL PARTIR EL ÑAME, SE ENCONTRO QUE TENIA DINERO DENTRO, EN DONDE EL PUDO PAGARLE A SUS ACREEDORES, QUE TENIA PENDIENTE SU ROGACION.
OBATALA FUE QUIEN LE PUSO LA RIQUEZA PARA QUE EL NO PASARA MAS TRABAJOS Y ASI PUDIERA PAGARLE A SUS ACREEDORES.