EL VENDEDOR DE GANDINGAS.

Apataki de Irosun-otura

EN LA PLAZA HABIA UN VENDEDOR DE GANDINGA QUE TENIA ACAPARADO TODO EL NEGOCIO DE TAL MANERA QUE EL SOLAMENTE TENIA GANDINGAS.
ELEGBA VIENDO LA AMBICION DE AQUEL COMERCIANTE QUE NO COMPARTIA CON NADIE, NI LE DABA NADA A NADIE DECIDIO ARRUINARLE EL NEGOCIO, ENCARGANDOSE DE PROPAGAR POR TODO EL PUEBLO QUE ESAS MERCANCIAS ERAN MALAS Y QUE HACIAN DAÑO A LAS GENTES.
AL ENTERARSE YA NO LE COMPRABAN MAS GANDINGAS. Y VIENDO EL VENDEDOR QUE SUS NEGOCIOS LE ANDABAN MAL Y QUE SUS MERCANCIAS SE LE PODRIAN YA DESESPERADO FUE A VER A ORUNMILA.
ORUNMILA LO MIRO Y LE SALIO ESTE IFA DONDE LE DIJO QUE HABIA UNA PERSONA QUE ESTABA DIFAMANDO DE SU MERCANCIA, DONDE LE MARCO EBBO CON: UNA BANDERA, GENERO BLANCO, AKUKO, CHIVO Y UNA GANDINGA; DANDOLE EL CHIVO A ELEGBA Y LO REPARTIO PARA TRES MANIGUAS DISTINTAS.
CUANDO ACABO FUE PARA SU CASA Y PUSO EN EL ESTABLECIMIENTO EL PAÑO BLANCO Y LO CERRO ANUNCIANDOLE A LOS MUCHACHOS
QUE LE IBA A HACER UN REGALO A CADA UNO DE LAS GANDINGAS QUE LE QUEDABAN.
TODOS LOS MUCHACHOS ACUDIERON Y EL ABRIO EL ESTABLECIMIENTO Y SE PUSO A DARLE LAS GANDINGAS CON LAS QUE HABIA HECHO ROGACION. ELLOS SE LAS LLEVARON Y LAS COCINARON MUY BIEN ENCONTRANDOLAS MUY RICAS. NO HACIENDOLE DAÑO A NADIE.
COMPROBANDOSE QUE TODO SE DEBIA A UNA DIFAMACION.
DESDE ENTONCES TODO EL MUNDO EMPEZO A COMPRAR GANDINGAS, Y ASI LE VINO LA PROSPERIDAD AL COMERCIANTE.
EL PROPIO ELEGBA SE ENCARGO DE LA PROPAGANDA DEL COMERCIANTE.