ADIVINACIÓN PARA UGUN-OGEGE

Apataki de Irosun-owonrin

Pataki

El hizo adivinación para Ugun-Ogege

Onaja, Onako, adafa fun Ugun Ogege. Ara lo´de on losha
Wo fun won ni ilode.

Ellos hicieron adivinación para Ugun-Ogege cuando él iba a practicar el arte de Ifa para la gente de Ilode. Llegando a Ilode, el se hospedo con un hombre que vivía en una casa en escombros. Nadie tomo cuenta de Ugun, de su fea y inexpresiva personalidad. Tres días antes de su arribó, él fue y se sentó en un lugar donde la gente estaba reunida. Estuvo sentado y observando lo que pasaba, él escucha una conversación entre dos mujeres quienes habían dispuesto dejar a sus esposos por la falta de hijos.
Él reacciona invitándolas a su aposento después de asegurarles a ellas que había una mejor opción que abandonar a sus esposos porque ellas no podían tener hijos.
Cuando llegaron él les hizo adivinación y les dijo que hiciera sacrificio con dos Babosas, un gallo y una gallina. Las mujeres no perdieron tiempo e hicieron el Ebo. Después de esto él les dio unas medicinas para que las usaran. Al final del mes las dos mujeres quedaron embarazadas.
Tan pronto como la noticia de que las mujeres habían quedado embarazadas, mujeres con problemas similares empezaron a llegarle para que las ayudara, y lo hizo con el mismo éxito. Pronto se volvió evidente que él podía resolver otros problemas además de la falta de hijos. Pronto se volvió rico y famoso. Hasta el Oba de la población lo consultaba. Él decidió regresar a casa antes de prometerle al Oba que regresaría de nuevo al pueblo.
El regreso al tercer año, silenciosamente, hasta que uno del pueblo lo reconoció y lo elogio. Fue una celebración general por su llegada. Empezaron a cantar en su nombre como un buen Awo.