A LA EYELE NO SE LE AMARRAN LAS PATAS.

Apataki de Irosun-obara


ORUNMILA SE ESTABA HACIENDO EBBO CON IYEFA Y OSUN NABURU Y LLEGO LA EYELE Y SE POSO EN EL TABLERO, Y CON SUS PATAS MARCO ESTE IFA, Y EL VIO LA TRAMPA QUE LE ESTABAN HACIENDO SUS ENEMIGOS, LA EYELE QUEDO CON SUS PATAS COLORADAS Y ELLA RECIBIO LA BENDICION DE ORUNMILA.

AQUI NACE EL PORQUE A LA EYELE NUNCA SE LE ATAN LAS PATAS PARA EBBO, SE AMARRAN POR LAS ALAS.