EL NIÑO MAJADERO

Apataki de Ika-ejiogbe

PATAKI
Habla una mujer que no tenia con que entretenerse, y le pidió a Orula un hijo. Este, después que le hizo Ebó, le mando a casa de Obatala y de Yemaya.

Obatala le dijo que eso le podía traer muy mal resultado y que ella no podía tener hijos, porque el espíritu que ella iba a encarnar, era el de una guinea y que iba hacer muy majadero, pero ella le contesta: Que no importaba, que lo quería para ella entretenerse. Obatala le dijo: To Iban Eshu, tu sabrás.
Cuando tuvo el hijo, después que comenzó a caminar, este siempre andaba buscando palos, machete, cuchillo, pero cuando estaba el padre, el niño siempre estaba tranquilo, porque este no le permitía esas majaderías, pero cuando este se iba, se ponía majadero y si decía. Yo quiero romper esto, pues lo rompía.

Como la madre sabia que no podía contradecirlo, lo dejaba y así cuando ya no tenia mas nada que romper, le dijo un día: Yo quiero cortarte la cabeza. Y así perdió la madre, por caprichosa y desobediente.