EL ANTOJO DE LA MUJER DE ORULA

Apataki de Ika-Meji

Orula tenia a su mujer en estado y esta se antojo de comer maní. Orula por complacerla va a las granjas de Olofin y le roba el maní, pero al salir fue visto por el Owunko, el Agbo, la Eure, etc., los que le dicen: Miren el honrado de Orula como le roba a Olofin. Entonces Orula al verse descubierto, y para evitar que Olofin se enterara, se va a donde este y le dice: Papá, en el monte están fomentando una revolución contra usted, donde ya casi tienen de su parte a todos los habitantes del bosque. Olofin le responde: Vaya enseguida y córtele la cabeza a todos los cabecillas y déselas a los santos. Entonces, Orula los cita y coge prisioneros y los pone en un lugar a parte y en el momento de ir a matarlos, los amarra por la boca para que no pudieran hablar así defenderse y acusarlo a el. Desde entonces, cada vez que se sacrifican animales de cuatro patas a los santos, se les amarra la boca. Así Orula se salvo de sus enemigos bailando con la cabeza de todos(Ogbe Yona).