EL HOMBRE INCREDULO.

Apataki de Ika-okanran

HABIA UN HOMBRE INCREDULO Y UN DIA FUE A VERSE CON ORUNMILA Y LE SALIO ESTE IFA QUE LE MANDABA A HACER EBBO, EL LO HIZO Y DESPUES EMPEZO A COMPRAR PRODUCTOS EN EL CAMPO PARA REVENDERLOS EN LA PLAZA Y PROSPERO TANTO QUE COMPRABA LAS COSECHAS ENTERAS Y LAS VENDIA A LOS REVENDEDORES.
PASO EL TIEMPO Y EL HOMBRE NO SE ACORDABA DE ORUNMILA Y UN DIA ELEGBA LE DIJO A ORUNMILA: QUE ES DE LA VIDA DEL ALMACENISTA QUE COMPRA TODAS LAS COSECHAS DE LOS CAMPESINOS?; Y ORUNMILA LE DIJO: ESE ES UNO QUE YA NO SE ACUERDA DE MI.
ELEGBA SE DISFRAZO Y SE FUE A HABLAR CON EL ACAPARADOR Y LE DIJO: YA UD. NO SE ACUERDA DEL VIEJO QUE LE HIZO EL EBBO CUANDO UD. ESTABA POBRE; Y EL HOMBRE LE DIJO QUE NO SE ACORDABA. ENTONCES ELEGBA LE ECHO OGU Y BASURA A LOS GRANOS Y VIANDAS Y SE LE EMPEZARON A PICAR POR LOS BICHOS, Y CUANDO LA GENTE FUE A COMPRARLE SUS MERCANCIAS VIERON QUE ESTABAN PICADAS Y NO LE COMPRARON NADA Y DE INMEDIATO PERDIO TODO LO QUE TENIA ALMACENADO Y VIENDOSE TAN MAL FUE DE NUEVO A CASA DE ORUNMILA.
ESTE VOLVIO A MIRARLO Y DE NUEVO LE SALIO ESTE IFA Y LE VOLVIO A HACER EBBO Y LE DIJO: VAS A VOLVER A PROSPERAR, PERO TE COSTARA TRABAJO Y NO TE PUEDES OLVIDAR DE LOS SANTOS.
ORUNMILA LE ENTREGO A ELEGBA Y LO CONSAGRO COMO OMO IFA (LE DIO UNA MANO DE IFA) Y POCO A POCO EL HOMBRE SE FUE LEVANTANDO DE NUEVO Y VOLVIO A SER EL ALMACENISTA DE VIANDAS Y GRANOS DE AQUEL PUEBLO.