ELA, EL FUTURO IFÁ

Apataki de Ika-oshe


Olofin, poderoso rey jefe de todos los fenómenos, esposo de Ajé, su primera mujer, tuvieron un primer hijo al que pusieron por nombre ELA, el futuro Ifá. Después ellos siguieron teniendo hijos, llegando a tener numerosa prole entre hombres y varones, a los cuales ellos les pusieron nombres rigurosamente secretos.

La infancia de Elá, se distinguió de la de los otros niños de su edad, por una particularidad notable, él lloraba bastante a menudo y no oía, parecía estar atacado de mutismo, pues hasta su adolescencia, no había pronunciado una sola palabra.

Un día a continuación de una pesadilla que tenia Ela, Olofin tratando de despertarlo, lo golpeo con su pasión y quedo sorprendido al oír que entre sueños, pronuncio una palabra única e incomprensible: BABA EJIOGBE. Acto seguido al ver que Ela no despertaba, la siguió golpeando con el bastón. Escogiendo a cada golpe una frase incomprensible: OYEKUN MEJI, IWORI MEJI, ODI MEJI, etc., hasta llegar a IKA MEJI, donde despertó Ela de la pesadilla.

En otra oportunidad volvió a suceder lo mismo y después de una paliza más severa que la anterior. Ela le dijo a su padre: YO NO PUED PRONUNCIAR NADA MAS QUE UN SOLO NOMBRE POR GOLPE RECIBIDO, GOLPEAME MAS SEGUIDO DURANTE UN TIEMPO Y ASI ME SERA POSIBLE TENER UNA CONVERSACION COMPLETA CON USTED.

Muy asombrado Olofí, siguió al pie de la letra los consejos de Ela, un día este le dijo: Padre, yo voy a morir, pero le voy a dejar una herencia magnifica que conservarás contigo, pues de ninguna manera Ud., olvidara jamás lo que voy a explicarle.
Los nombres que Ud., me oía pronunciar cada vez que me golpeaba, son los nombres de mis futuros hijos e hijas espirituales que son el producto de mi aliento y estos son ocho hijos: BABA EYIOGBE, IWORI, IROSO, OBARA, OGUNDA IKA, OTURA Y OSHE y las Hijas, son también ocho: OYEKUN, ODI, OJUANI, OKANA, OSA, OTRUPON, IRETE Y ORAGUN. La verdad es que yo desapareceré, mas no pereceré, pues me transformare en una joven palmera: IFADE, que nacerá cerca de esta casa.
Tendrás gran cuidado de regarla bien para que crezca rápidamente. Con sus nueces que se llamarán IKINES, se predicará el porvenir con el nombre de IFA.

Ela continuo hablando con su Padre largo tiempo, revelándole los secretos que a él le fueron confiados por Olodumare y razón por la cual nació sin voz y la instruía de la mejor manera posible, esperando el momento de su metamorfosis. Ela se desplomo en el regazo de su padre, como hacen todos los humanos al dar su caída.

Después Olofin sepultó a Ela en el patio de la casa y allí mismo surgió enseguida, de la entraña de la Tierra una desconocida palmera de una esencia especial. Que sirvió para revelar los secreto de la vida.