DEMASIADO TARDE.

Apataki de Idi-okanran

ERA UN HOMBRE LLORABA PORQUE NO TENIA A LA MUJER DESEADA Y LA QUE TENIA SE LE HABIA IDO. HIZO EBBO Y ENCONTRO OTRA MUJER Y CUANDO LA QUE SE FUE SE ENTERO QUE ELLOS ESTABAN BIEN, QUISO VOLVER Y NO PUDO.