LOS HIJOS D YEWA.

Apataki de Otura-irosun

YEWA TENIA DOS OMO LOS CUALES QUERIA MUCHO Y ELLA SIEMPRE LES ESTABA BUSCANDO LA COMIDA, UNO SE LLAMABA OMI LOGUN Y EL OTRO OMI TOGUN, PERO ELLOS NO ESTABAN CONFORMES CON LO QUE LES DABA YEWA, QUE ERA MUCHO AGUIDI, Y ESTOS SE IBAN PARA CASA DE YEMAYA A ESCONDIDAS DE YEWA PARA COMER PESCADOS Y SE PONIAN MUY CONTENTOS, YEWA TENIA SU SECRETO DEL QUE ELLA SE ALIMENTABA, QUE ERA GUNGUN DE EGGUN, ESCONDIDO ENTRE LAS RAICES DE OPE MARIWO, LA MATA DE PALMA CANA, ELLA SIEMPRE SE VESTIA DE MARIWO Y NADIE SABIA SU SECRETO.
UN DIA YEWA HABIA DEJADO SU ROPA AL PIE DE IBU LOSA Y UN AKUKO QUE TENIAN SUS HIJOS, LE EMPEZO A PISAR LA ROPA Y ELLA LO VIO, LE ECHO SHEPE Y ELLA SALIO CORRIENDO Y SE METIO ENTRE LAS RAICES DE OPE MARIWO.
SUS HIJOS EMPEZARON A PASAR TRABAJO Y A CONOCER LA FALTA DE SU MADRE Y ESTOS LA ENCONTRARON DEBAJO DE OPE MARIWO QUE LES HABLO Y ELLOS .SE ASUSTARON AL VER TANTO GUNGUN DE EGGUN Y SU MADRE SE HABIA VUELTO GUNGUN Y SALIERON CORRIENDO PARA CASA DE ORUNMILA, QUE LES VIO ESTE IFA, QUE LES DIJO QUE DEBAJO DE LAS RAICES ESTABA EL SECRETO DE SU MADRE EN LA TIERRA Y LES DIJO QUE TENIAN QUE LLEVAR UNA TINAJA, OSUN Y PICHONES DE EYELE PARA SACAR EL SECRETO.
CUANDO LLEGARON EMPEZARON A ESCARBAR Y SACARON MUCHOS GUNGUN DE LAS MANOS Y DE LOS PIES, QUE SE HABIAN VUELTO OTASES Y ESTABAN PRENDIDOS DE LAS RAICES, Y CUANDO LLEGARON A DONDE ESTABA SU MADRE, ESTA ESTABA TODA LLENA DE CARACOLES Y MUCHO ILEKE ROSADO, ELLOS EMPEZARON A LLORAR, EN ESO LLEGO YEMAYA CON ORUNMILA, SACO ASHO ODODO Y LO PUSO EN LA TIERRA Y CUBRIO A YEWA.
ORUNMILA LES DIJO COJAN LOS OTASES QUE ES LA INTELIGENCIA QUE SU MADRE LES VA A DEJAR Y PONGANLO JUNTO CON EL GUGUN MOKEKERE Y ECHENLE AGUDI Y YEMAYA LES PUSO ELLA TUTU.
ENTONCES ORUNMILA PINTO OTURA ROSO EN LA TINAJA Y LES DIJO: PONGAN TODO EL SECRETO AHí Y COGIO LAS EYELE Y LES DIO A TODOS Y CANTABA:
“YEWA LAGBA YEWA AGBA ORI,,,YEWA LAGBA OYEDO
BELA OSUN BELA OWO...YEWA LAGBA OYEDO”.

ENTONCES COGIERON MARIBO Y LE UNTARON OSUN NABURO Y TAPARON LA TINAJA Y YEWA HABLO, DESDE HOY NI YO NI MIS HIJOS, COMERAN MAS AKUKO, PORQUE POR LA VERGÜENZA DE MI ROPA ESTOY AQUí, ENTONCES COGIO UN PICHON DE GARZA QUE TENIA YEMAYA Y S LO COMIO Y DIJO: DESDE HOY ESTO SERA MI COMIDA Y POR ESO TU YEMAYA Y TUS HIJOS, PODRTAN VER MI SECRETO, ENTONCES LES HECHO LA BENDICION A SUS HIJOS Y SE LOS DIO A ORUNMILA, PARA QUE ESTE LOS CONSAGRARA JUNTO CON TU IFA ABEBO ADIE KEKE PARA QUE SU MEMORIA SEA FIRME COMO MIS OTASES.