OBATALÁ EL PORTERO DE OLOFIN ( 2 )

Apataki de Okanran-obara

Pataki
Obatalá era el portero de Olofin, y estaba molesto porque nadie lo consideraba y todo el mundo hablaba mal de él, y por esta razón llegó a que no dejaba pasar a nadie a presencia de Olofin. El comentario llegó a oídos de Olofin, quien inmediatamente fue a casa de Orunmila. Orunmila le vio este Ifa y le dijo que había uno disgustado que estaba cerca de él y le marcó rogación con Eyele Meji, que se le dio a Baba, quien se sentó y reconoció sus errores y además que estaba equivocado. Pasando las Eyeles cambio totalmente de actitud y a partir de ese momento cambio de carácter y se alegró y las gentes comenzaron a hablar en pro de el.
.

Pataki
Aconteció que una vez que Obatalá era el portero de Olofin y todos los que iban a ver a Olofin no saludaban a Obatalá, pues pensaban que este era un perro o un simple criado, un día molesto comenzó a decirle a todo el que iba a ver a Olofin que este no recibía por encontrarse enfermo y en esta actitud se mantenía seguro y pasaban los días. Sucedió que Orunmila tenia necesidad de ver a Olofin y al enterarse que este estaba enfermo, le hizo Osode, comprobando que el mismo no tenia nada de enfermedad y que era el portero, o sea, Obatalá, el que estaba regando esa especie, entonces cogió dos Eyeles fun fun y se encamino para la casa de Olofin y al llegar a la misma se dirigió a Obatalá y le pregunto: ¿Por qué razón usted está triste?. Él le contesta: Aquí todos creen que yo, porque soy el portero soy un perro, entonces Orunmila le dijo: Aquí tiene usted, y le dio las dos Eyeles fun fun. Obatalá lo dejo pasar y le dijo: Usted tendrá todo de mí y de Olofin.
Nota: Aquí nace el porque cuando Obatalá le da la espalda a una persona, no hay santo que lo salve mas que Orunmila.