LOS ORISHAS FUN FUN Y LA ATUKON ( PÓLVORA ).

Apataki de Okanran-iwori

Pataki
Resultó que siendo Ayaba de los Iyebú Agamón (Orisha Fun Fun), la cual reinaba sobre los Iyebú-Oda y los Iyegbú – El Emir de Akonoro de los HAUSSÁ, les declaro la guerra. Los hijos de Agemón eran guerreros de Ikuanka (Secta de Ogun) y se lanzaron al frente de sus Ejércitos, pero perecían uno a uno delante de las terribles huestes del Emir, en donde la misma Agemón se ciño su casco de guerra, que era de estaño, empuñando su lanza y un barrilito de pólvora que Arisitasi (Oshosi) Rey de Ode y vasallo suyo le había regalado, pues lo había traído de sus correrías por el Songay.
La Batalla era muy cruenta. Agemón y sus Generales tuvieron que replegarse, momento que ella aprovechó y fue a mirarse con Orunmila.
Orunmila le vió este Ifa y le dijo a Agemón: A Ud., la salvará una cosa que Ud. trae consigo, pues la guerra la tiene encima, y si no se apura la perderá. Ella le contestó: Lo único que traigo es este barrilito de pólvora que me regaló Arisitasi. Eso mismo es, dijo Orúmila. Y acto seguido le hizo Ebo con el barrilito, su ropa, una Guira, etc.
Después de hecho el Ebo, Orunmila le dijo: En la próxima batalla ponle al barrilito esta guira encima con una cara de mujer pintada y su casco de guerra, lo vistes con tu ropa, lo montas encima de un Ibaká (camello) y lo lanzas en medio de las huestes del Emir.
Pocos días después las huestes del Emir se presentaron a sitiar a Idoma y Agemón se presentó a combatirlo con sus guerreros de Ikuanka y sus Amazonas.
Ella hizo al pié de la letra todo lo ordenado por Orunmila y cuando el camello se azoró se introdujo entre los guerreros del Emir, que al verle creyeron que se trataba de la Reina Agemón que había caído en el cerco y arremetieron con gran fuerza contra el camello y hasta el propio Emir disparó sobre lo que creía era la Reina y estallo el barrilito de Atukon (pólvora) matando al Emir y tal cantidad de sus soldados que cundió el pánico entre ellos y los ikuanka y las okueres liquidaron fácilmente a las huestes del Emir.
Y así fue como se salvó el Reino de los Iyegú con el sacrificio por parte de Agemón del regalo de Aristasi y desde entonces en recuerdo de esto, los Orishas Fun Fun más nunca utilizaron a Atukon (pólvora).
Aquí Obatala dejo la pólvora, y esta salva y pierde en este Ifa.