EL COMERCIANTE Y LA RELIGION

Apataki de Ogbe-otura

SAN FRANCISCO DE ASIS, EL GRAN SABIO DE LA ARENA, CUYA SABIDURIA LE VALIO LA DENOMINACION DE SUPREMO, CON SU TABLERO, QUE EN AQUEL ENTONCES ERA EL HIGADO DE RES, SECRETO DE ESTE CAMINO CON EL SIGNO DE OGBE TURA, CAMINANDO POR EL PUEBLO, ENCONTRO A OBAÑIO QUE VENDIA UNA ESTATUILLA DE UNA VACA, CUYA BASE ERA DE MADERA TALLADA. DESEANDO ADQUIRIRLA LE PREGUNTO AL VENDEDOR CUANTO COSTABA Y ESTE LE RESPONDIO:
POR TRATARSE DE UD. SE LA DOY EN $75.00, RESPONDIENDOLE ORULA: Y POR TRATARSE DE TI TE OFREZCO $45.00.
OBAÑIO ALZO LOS BRAZOS AL CIELO EXCLAMANDO: CUARENTA Y CINCO PESOS, UD. SE ESTA BURLANDO DE MI, IMAGINESE QUE SUCEDERIA SI OLOFIN LLEGA A ENTERARSE. LE OFREZCO $45.00 INSISTIO ORULA, SIN QUE LE IMPRESIONARAN LOS APARATOSOS GESTOS DEL VENDEDOR. IMPOSIBLE, EXCLAMO OBAÑIO, HACIENDO UN GESTO DE INDIGNACION, PREFIERO REGALARSELA; ENCANTADO DIJO ORULA ALBOROZADO Y SE GUARDO LA PEQUEÑA OBRA DE ARTE EN EL BOLSILLO. DESPUES ORULA DIJO: AHORA BIEN OBAÑIO, TU HAS SIDO EXTRAORDINARIAMENTE AMABLE CONMIGO Y YO TE ESTOY MUY AGRADECIDO, PERO COMPRENDERAS, UE UN REGALO ASI SOLO PUEDE HACERSE UN AMIGO, Y SEGURO TU NO TOMARAS A MAL QUE YO A LA VEZ TE HAGA A TI UN REGALO. CLARO QUE NO, DIJO SONRIENDO OBAÑIO.
BUENO AQUI TIENES 45 MONEDAS DE ORO, EMPLEALAS EN OBRAS DE CARIDAD, NUNCA SEAS AMBICIOSO Y TODO TE SOBRARA.
ASI LE DIO UNA ENSEÑANZA ORULA, QUE HABIA QUE SER RECIPROCO.
SE DESPIDIO DE EL Y LOS DOS QUEDARON CONTENTOS.