EL CASTIGO AL MAJA, LA LAGARTIJA Y LA JICOTEA POR CURIOSOS.

Apataki de Ogbe-owonrin

UN HUERFANO QUE TENIA ESCASAMENTE PARA SUS NECESIDADES, UNA VEZ FUE AL MERCADO E HIZO SUS COMPRAS Y LE QUEDO MEDIO PESO Y FUE AL MONTE LAMENTANDOSE. DE PRONTO SE LE PRESENTO OLOFIN Y LE DIJO: QUE EL PUSIERA EL MEDIO PESO Y QUE PIDIERA LO QUE QUISIERA, SIN MIRAR PARA ATRAS FUERA DE SU CASA. CUANDO EL LLEGO A SU CASA SE ENCONTRO CON TODAS LAS PETICIONES QUE EL HABIA HECHO AL POCO TIEMPO SE ENCONTRO CON LA JICOTEA PIDIENDOLE ALBERGUE. Y EL SE LO DIO. AL POCO TIEMPO LA JICOTEA TRATO DE ENTERARSE DEL SECRETO DEL HUERFANO. PONIENDOSE DE ACUERDO CON EL MAJA Y LA LAGARTIJA Y ESTA LE DIJO AL GALLO: QUE TAN PRONTO SALIERA EL HUERFANO LE AVISARA POR MEDIO DE SU CANTO, ASI LO HIZO ESTE Y LOS TRES LO SIGUIERON DESDE LEJOS, SE PRESENTO OLOFIN Y LE PREGUNTO: QUE CON QUIEN EL VENIA? Y EL LE CONTESTO QUE CON NADIE, ENTONCES EL DIOS MANDO A QUE SALIERA DE SU ESCONDITE LOS QUE LO HABIAN SEGUIDO. Y POR CURIOSOS LES PUSO A CADA UNO UNA NUEVA FORMA DE ANDAR. AL MAJA LE PUSO QUE ANDUVIERA ARRASTRADO POR EL SUELO, AL LA LAGARTIJA QUE SIEMPRE ESTUVIERA PEGADA A UNA PARED Y A LA JICOTEA QUE SIEMPRE SE VIERA CON LA CASA ARRIBA.