EL LEÑADOR.

Apataki de Ogbe-owonrin

En este Odu, la traición, la envidia, el capricho y la enfermedad son hermanos. Antes pierda que ser porfiado.

Había una vez un leñador que iba todos los días a la Plaza, y también muchos leñadores mas, pero la única madera que se vendía era la de él. Los demás, al ver que la madera de ellos no se vendía, se reunieron y decidieron eliminar a Ogbe Juani.

Un día lo siguieron, pero este vivía en el monte, rodeada su casa de árboles, lo cual el ramaje la tapaba y no dejaba que los rayos del Sol entraran en su casa. Ni el mismo Olofin sabia donde estaba la casa de Ogbe Juani. Un día el leñador salió confiado y por un capricho; entonces los leñadores enemigos lo vieron y lo siguieron y encontraron su casa, y esperaron a que él fuera para la Plaza, y acto seguido en la misma siembra de sus árboles le echaron bichos. El leñador llevo de nuevo sus maderas a la plaza y al aserrarla, vieron que tenia bichos y perdió su venta y sus maderas.

Aquí se conoció por primera vez, las polillas, carcoma, comejen, (o sea, los bichos que produce la madera en los árboles que se pudren por el corazón de ellos mismos).