LA DERROTA DE OGBE YONO

Apataki de Ogbe-ogunda

Ogbe Yono, antes de vivir en Ife, venia del país de Ogun, ahí invitó a cuatro Oluwos a consultar IFA para él. Ellos le dijeron: Es necesario que realice un sacrificio con dos cerdas, dos botellas de alcohol, dos cestos llenos de bananas pequeñas (Kokwe Alogli) y ocho Cauris. Y Ogbe Yono salió a IFE sin haber hecho el sacrificio.
Llegó al país de Ayo. Aprendió que el Oba de Ayo le gustaba la lucha, le lanzó un reto al Oba y sé jactó de poner en tierra(vencer) a cualquiera. El Oba imprudente aceptó su desafío, y Ogbe Yono lo venció.
Ogbe Yono siguió su camino, y llegó al país de Bini(Benin). Inmediatamente, lanzó su desafío al Oba, que también venció.
Continuó su jornada y llegó a Ajace. A su llegada uno le ofreció agua para beber, esta era la costumbre de la región. Pero sé negó a tomarla, y dijo meramente que quería ver al Oba, y lo venció.
Después de Ajace largó a Ibada. Uno le ofreció agua y comida, etc. Se negó a todo, y anunció, que quería una sola pelea con el Oba. Ogbe Yono lo venció y entonces salió de la ciudad.
Llegó al país de Igba, he hizo lo mismo y fue a Awoli, y lo mismo.
¡Decididamente, Ogbe Yono quería vencer a todos los Obases de la tierra.
Ogbe Yono sale de nuevo de Alada-Xolu.Los tres Obases de Allada, de Abomey y de Porto Novo tienen derecho al título Alada-Xosu, Oba de Allada debido a sus hazañas. Dijo que este hombre va seguramente a vencerlo, y llamó Cekpeteli, su Babalawo, para preguntarle consejo. El OLUWO le dijo al Oba: Ofrece dos cerdas en sacrificio, dos jarras de alcohol y dos cestos grandes todo lleno de bananas.- El sacrificio sé hizo. Mataron las cerdas por la garganta. Entonces el Babalawo les dijo que ofrecieran a Ogbe Yono comida y bebida, cogió Iyefa, y roció las bananas en sus cestos, y distribuyo las bananas a los habitantes de la ciudad. Recomendó a todos ellos comerlas. Entonces uno empezó a rostizar las cerdas.
Ogbe Yono hizo su entrada en la corte de Oba. Y sin minuto que perder, gritó al Oba que saliera, de manera que pelearan uno contra el otro. El Oba contestó: Cuando llega un extraño, es necesario primero darle de beber y comer. Entonces sé habla de negocios. Sé perfectamente, que crees vencerme y tirarme a la tierra, como a los otros Obases; pero es necesario que usted primero sé siente y beba un poco de agua. Entonces, saldré cuando lo demande.
Ogbe Yono sé sentó. Uno le ofreció alcohol. Bebió copiosamente. Uno trajo comida. Comió fuertemente.
Todo estaba muy bueno, y muy bien presentado.
Después de haber bebido bastante y estar lleno, llamo al Oba para pelear.
El Oba salió, y el forcejeo empezó. Ogbe Yono, que sé creyó más fuerte que todos, sé resbalo con todas las conchas de bananos que habían en la tierra.
Cruelmente herido en su autoestima, y todo avergonzado, corrió a esconderse en el cuarto del Oba, acompañado por la burla de la muchedumbre.