ENTRADA DE OSHANLA ( U ORO ) A ESTE MUNDO

Apataki de Ogbe-Iwori

Bajo este signo fue que Osha Olo(u Oro) entró a este mundo.
OSHA, Olufo, quería comprar a Olo como un esclavo. Antes de comprarlo, él consulta IFA con un Oluwo llamado Mabinugbonu. Este dijo que tenia que hacer un sacrificio: Dos carneros(AGBO) y doscientos cincuenta monedas.
Pero Olufo exclamo: Ve que solo tengo dinero para comprar a mi esclavo. Si lo gasto no tendré para comprar el esclavo, y sé negó a hacer el sacrificio. Y adquirió a Olo.
Olufo tiene un hijo único, llamado Ajana. Cuando Olo llega a la casa de su dueño, el hijo de este lo hace trabajar fuertemente. Cada mañana, le pone un machete en el cesto y le ordena ir a los campos a cortar hierbas, y además de preparar comida y cocinar el ñame y otras muchas actividades. Elegbara un día encuentra a Olo: Olo sé sorprendió, y le dijo a Elegbara: ¿Porque usted permite que Ajana me trate de esa manera? Manda más que su padre, que es mi amo. Eshu contesta: ¿Podría comérselo a él? Olo contesta: Llévalo a mí y me lo tragaré.
Al día siguiente, Ajana le da a Olo las mismas órdenes. Olo llegó a los campos, corto unas ramas de Palma, las pone en la tierra.
Ajana, llega al campo, llamó Olo que respiro profundamente. Ajana le pregunta: ¿Dónde esta todo el trabajo que te mande a hacer? ¿Qué trabajo le dijo: !Olo! Solo tenia que estar en el campo de mañana. Olo no retrocede. Ajana le pega un golpe. Entonces un segundo. Entonces un tercero. Al tercero, Olo dice: Ah. !Te voy a comer! Y agarra Ajana por los pies y sé lo empieza a tragar. Y poco a poco sé lo va comiendo.
¡De repente, Elegbara aparece, y grito: Olufo! ¡Olufo! ¡Venga! ¡Venga rápidamente! Olo sé esta tragando a su hijo. Y no quedara nada de él.
Entonces Olufo corriendo. Solo quedaba nada mas que la Cabeza de su hijo afuera. Implora Olufo a Elegbara: Olo. Mi amigo, le dijo a Elegbara, nada tiene que hacer. Todo esto pasa por el maltrato de su hijo y por falta de hacer el sacrificio descrito que usted sé negó a ofrecer.
Rápidamente, Olufo corre y busca el dinero y lo lanza a la tierra y así lo hace tres veces.
Entonces, Olo vomitó a Ajana, y Olo sé lanza a la tierra y sé traga el dinero y sé vuelve un OSHA.
En esta historia Olo vive desde entonces en los campos. Ajana (Ajana Kitika) es al contrario un Osha doméstico. Todo dos son Kututo.