EL CHIVO(ZUGO)

Apataki de Ogbe-kana

El Chivo(Zugo) llamó a Ogbe Kana para que le interpretara IFA. Este le pregunta que podría hacer él para tener un gran tamaño.
Ogbe Kana contestó: Es necesario que ofrezca cuatro morteros en sacrificio para aplastar Maíz, ciento veintiún eslabones de una cadena que sé debe atar los enlaces a unas clavijas, un pedazo de tela blanca, y cincuenta y cinco Bolívares.
El Chivo busca estos objetos.
Ahora, el Chivo era el acreedor del Elefante.
El elefante, también, invitó a Ogbe Kana a interpretar IFA: ¿Cómo me libro de este acreedor? Es necesario hacer un sacrificio: Ofrecer ocho palomas, ocho gallinas y cuatro Bolívares.- El elefante aceptó hacer el sacrificio, fue a buscar al chivo, y le pidió de nuevo dinero. El Chivo se lo dio. Una vez que tuvo el dinero para hacer el Ebo, el elefante compró los animales e hizo su sacrificio. Al tercer día después del sacrificio del elefante, el chivo llega y llamó al elefante y dijo: Quiero que lleves todo esto para hacer el Ebo que me demando Ogbe Kana.
El elefante llega a Ogbe Kana, y el elefante lo hizo así, lo que pidió, que eran los cuatro morteros, los cientos veintiún eslabones y el pedazo de tela blanca, se le dijo poner dos morteros ante él y dos detrás, unir los cuatro morteros con la cadena, entonces poner las dos manos en los dos morteros delanteros, los dos pies ene los traseros, y arriba el pedazo de tela blanca. Así, en un tiempo corto adquiriría un tamaño grande.
En el camino se encontró a Elewa. Elegbara le preguntó al elefante: ¿Porque llevas esa carga? El elefante le dijo todo. Entonces Elegbara dice: ¿Verdad que tienes tremenda suerte? ¿No quiere, usted también, tener un tamaño grande?
Ahora, el elefante en esa época no era más grande que un ratón. Y este obedeció a Elegbara, y empezó a crecer, y a crecer y terminó por tener el tamaño que tiene hoy.
Caminó entonces pesadamente hacia la casa del chivo salvaje, quién quedo todo sorprendido, por aquella transformación de su deudor.
Aquellos que vienen al mundo bajo este signo no manden a nadie a resolver problemas importantes para Ud.