CONCILIO DE AWOSES

Apataki de Ogbe-bara


Una vez Osain, hizo un concilio de Awoses, y los santos para poder entrar, tenían que tocar la puerta y dar su nombre y entrar con un animal. Todos los santos, según iban llegando cumplían lo indicado, salvo Shango que no llevaba ningún animal y toco la puerta en mala forma, y no se la abrieron y este se abochorno y fue donde Orula. Orunla le vio este Ifa y le dijo lo que le había pasado y le mando una rogación. Orunla le dijo: Coges un animal y te vas para allá y cuando llegues, tocas la puerta como es debido y da tu nombre. Así lo hizo Shango y cuando entro le dijeron: Aquí estuvo uno que toco la puerta en mala forma, haciéndose pasar por ti y no le abrimos. Entonces Shango contesto: YO SOY SHANGO.