ARONI, EL ESPÍRITU DE LOS BOSQUES.

Apataki de Ogbe-oturupon

En el pueblo de Iloban que estaba en el medio del bosque había un ser misterioso que cada vez que alguien iba al mismo en busca de yerbas u otras cosas lo cegaba y lo enfermaba con brujería y que tenía preparada en un tizón de carbón. Este personaje era Aroni, el espíritu de los bosques, un ser contrahecho y deforme, que conocía el secreto de las yerbas y era criado de Osain.
Era así deforme por las múltiples guerras en que defendió a Osain y le tenia odio a los humanos.
Sucedió que al Oba del pueblo tenían que hacerse Ifa y ya hacia mucho tiempo que no se podía hacer la ceremonia por temor de ir a Enigbe a buscar yerbas.
Así salió un Awo que tenia este signo y dijo: Yo voy a buscar las yerbas, y se interno en el monte con una cazuela con Omi Tuto y un gallo que se lo dio a Eshu en la entrada del monte y se puso a buscar las yerbas y a ripiarlas dentro de la cazuela y se puso a cantar. En eso llego Aroni con su tizón encendido: y le dijo como te atreves a estar en mis dominios, date por muerto, y acto seguido se lanza al ataque, y Ogbe Tumako lo esquivaba con la cazuela y cambio el canto como le dijo Orunla:
INA AWO LASHE WAO
INA AWO LASHE WAO
INA AWO LASHE WAO
INA AWO LASHE WAO
INA INA YOLOKUN INSULORUN
INA AWO LASHE WAO.

En un momento de sorpresa el tizón cayo dentro de la cazuela y el Omiero lo apaga, acabándose el poder de la gran brujería de Aroni. Y así se pusieron de acuerdo en hacer esta ceremonia de ahora en adelante y la paz reino de nuevo. Y Aroni le entrego las 4 yerbas más importantes que tiene un Awo:

PEREGUN, VERDOLAGA, BLEDO BANCO Y ATIPONLA.

Estas son las que abren los caminos para todas las consagraciones y trabajos.