BABA EJIOGBE NO COME BONIATO (KUKUNDUKU).

Apataki de Ejiogbe-Meji

EN ESTE CAMINO YEMAYA ERA UNA MUJER MUY VIEJA QUE VIVIA DEL PRODUCTO DE SU GRAN SIEMBRA DE KUKUNDUKU (BONIATO), QUE TENIA. ELLA SIEMPRE ESTABA LLORANDO PORQUE NO TENIA MARIDO.
UN DIA ESTABA EN EL CAMPO SACANDO KUKUNDUKU Y VIO UNO MUY LINDO Y HERMOSO, PUES TENIA LA FORMA DE UNA PERSONA. ELLA LO OBSERVO DETENIDAMENTE Y PENSO; SI EST KUKUNDUKU SE PUDIERA CAMBIAR POR UN HOMBRE YO LE QUEDARIA MUY AGRADECIDA A INLE OGUERE. ENTONCES EL KUKUNDUKU LE DIJO: SI YO ME CAMBIO PARA TI EN UN HOMBRE, TU NUNCA ME LLAMARAS KUKUNDUKU.
YEMAYA SORPRENDIDA LE RESPONDIO: SI YO NO VIVO EN MI CASA CON NADIE, SIN MARIDO Y SIN HIJOS, A QUIEN SE LO VOY A DECIR?. ENTONCES EL KUKUNDUKU LE DIJO: VUELVETE DE ESPALDA.
ELLA ASI LO HIZO Y EL KUKUNDUKU SE TRANFORMO EN UN HOMBRE JOVEN Y ROBUSTO, QUE SE FUE A VIVIR A CASA DE YEMAYA. POR EL CAMINO EL LE DIJO : YO ME LLAMO BESU AGUDEKETI.
DIAS DESPUES ELLOS FUERON A CASA DE ORUNMILA, QUE LES HIZO OSODE Y LES VIO BABA EJIOGBE Y LES DIJO: NINGUNO DE LOS HIJOS QUE USTEDES TENGAN DE ESA UNION PUEDE COMER KUKUNDUKU DE POR VIDA NI MENCIONARLO EN SU CASA, PUES BESU AGUDEKETI ES UN PODER MUY GRANDE DE AGBORIREGUN. ENTONCES ORUNMILA LE HIZO EBBO.
AL REGRESAR ELLOS A LA CASA, BESU AGUDEKETI, SEMBRO A UN LADO DE LA CASA UNA MATA DE ARAGBA (CEIBA) Y AL OTRO LADO UNA DE UGUSI (ALMENDRA). AL PIE DE CADA UNA PUSO UNA TINAJA DE RIO Y DE MAR Y DE ODO, MUCHOS OTA Y DILOGUNES Y EN CADA MATA PUSO A VIVIR A UN AGBEYAMI (PAVO REAL) PARA QUE LE DIERA ALEGRIA A YEMAYA, Y TODOS EN AQUELLA COMARCA COMENZARON A COMER KUKUNDUKU, POR LO QUE YEMAYA SE VOLVIO RICA.
UN DIA EN AQUELLA COMARCA QUE PERTENECIA A LA TIERRA EWADO LE HACIAN FIESTAS A OLOKUN Y A ODUDUWA, Y COMO YEMAYA NO ESTABA EN LA CASA, BESU AGUDEKETI COGIO UN ASHO FUN FUN, SE VISTIO Y SE FUE A DARLE MOFORIBALE A OLOKUN Y A ODUDUWA.
CUANDO YEMAYA REGRESO NO SE ENCONTRO A BESU Y NOTO LA FALTA DEL ASHO FUN FUN; ELLA SE PUSO BRAVA Y GRITO: ESTE COCHINO KUKUNDUKU SE COGIO MI TRAJE BLANCO, NO ES MAS QUE UN KUKUNDUKU MALAGRADECIDO Y EL ME VA A OIR CUANDO REGRESE. ENTONCES LOS DOS AGBEYAMI QUE VIVIAN DEBAJO DE AQUELLAS MATAS, LEVANTARON EL VUELO E IBAN CANTANDO:
BESU BESU AGUDEKETI OMO ARI OKO BE YEMEYA LOWO UNSORO ASHIRI YEMAYA.
BESU AGUDEKETI, AL OIR AQUEL CANTO, COMENZO A LLORAR Y REGRESO A CASA DE YEMAYA. CUANDO LLEGO, YA ESTABAN ALLI LOS DOS AGBEYAMI QUE CONTINUABAN ENTONANDO EL MISMO SUYERE, Y EL SE DIO CUENTA DE QUE YEMAYA HABIA FALTADO A SU PROMESA, A SU PALABRA. ENTRO EN LA CASA, MIRO A YEMAYA CON DESPRECIO: ELLA LE PREGUNTO EN MALA FORMA: DONDE HAS ESTADO CON MI ROPA BLANCA?. ELLA FUE A DESPOJARLO DE AQUELLA ROPA Y BESU AGUDEKETI SE TRANSFORMO EN MUCHOS KUKUNDUKU. EN ESTO ELEGBA QUE HABIA OIDO EL CANTO DE LOS AGBAYAMI, FUE A AVISARLE A ORUNMILA.
CUANDO ORUNMILA ENTRO EN LA CASA DE YEMAYA, AL VER AQUEL REGRESO DE KUKUNDUKU, LE DIJO A YEMAYA: DE AHORA EN ADELANTE, EN ESTA TIERRA, POR SER TIERRA DE OMO EJIOGBE Y PORQUE UD. NO RESPETO EL PACTO, NUNCA NADIE EN ESA TIERRA OMO EJIOGBE COMERA KUKUNDUKU Y QUIEN LO HAGA PERDERA SU SUERTE Y SU SALUD MERMARA. TO IBAN ESHU.