LO PEQUEÑO PUEDE HACERSE ENORME

Apataki de Ejiogbe-Meji

NU MASO ATE NA DO YA NU ME:
Una cosa pequeña podría hacerse muy grande.

TITIGOTI, el pájaro pequeño hablador con las plumas grises, declaró un día a AJINAKU el elefante que lo derrotaría en un combate singular.
¿AJINAKU sé asombra: Que? ¿Tan pequeño como eres? ¡Nada puedes contra mí! ¡Sí! Dijo TITIGOTI al elefante que le pegare y lo derrotare.
Pero AJINAKU comenzó reírse, y sé negó a ir a combate. TITIGOTI fue por unas piedras rojas(?ze?), las pulverizo con agua e hizo una crema que sé aprecia a sangre. Vertió este producto en una Calabaza pequeña en forma de botella (ATAKUGWE). Con una tiza(EFUN) mezclada en agua, hizo una pasta que vertió en otra botella pequeña. Finalmente, amasó carbón en agua, y vertió el oscuro líquido en una tercera botella pequeña.
El Oba de país sé llamaba Oduduwa.
Oduduwa, Se acompañó de todos los animales del bosque, a ver cómo TITIGOTI pelearía con AJINAKU.
Y el pájaro pequeño gris desafío a AJINAKU y le dijo: estoy bien. ¡Vamos a combatir!
Y TITIGOTI, con sus tres botellas pequeñas, sé subió en la cabeza del elefante, que comenzó reír y este lanzó sus colmillos para cogerlo. Pero TITIGOTI hizo piruetas abruptas y el elefante no podía encontrarlo; y TITIGOTI sé escondió en la oreja de AJINAKU, que le hizo cosquillas. Pero sé poso también el pájaro en sus ojos.
Entonces AJINAKU sé volvió nervioso ya que no podía agarrar al pájaro.
TITIGOTI rápidamente, vertió el liquido rojo en la cima de cabeza.
Y voló hacia Oduduwa, y le pidió enviar a un médico para que examinara a AJINAKU, y este dijo: tiene una lesión sangrienta en la cabeza.
AJINAKU comenzó reírse. ¡Oduduwa le preguntó que sé acercara, y este vio la sangre: estás avergonzado! ¿Cómo usted permitió estar en un estado tal por un pájaro tan pequeño? ¡- AJINAKU lloró, porque no sentía ningún dolor: era falso! - Y tocó su cabeza con su trompa que sé mancho toda de rojo.
Entonces el enojo toma a AJINAKU. Y decidió matar a TITIGOTI y este hacía acrobacia en la cabeza del elefante.
¡Déjame alcanzarte! Oduduwa le miró la cara: ¡Que vergüenza! Y todos los animales miraban.
TITIGOTI exclamó súbito: AJINAKU, si no pones atención, ahora, te voy a romper la cabeza, y tu cerebro saldrá.- ¡Nunca! Dijo AJINAKU. Y redoblo la lucha. En ese momento, TITIGOTI vertió la Calabaza de agua blanquecina en la cabeza de AJINAKU, y Oduduwa lo miro, AJINAKU quería continuar la lucha no obstante, enviaron que alguien viera su cabeza. El cerebro estaba fuera.
Y Oduduwa llamo a AJINAKU y vio la pasta blanca en su cabeza, y AJINAKU, paso su trompa por su cabeza, y vino manchada de blanco. Y entro en furia y protesto que no-tenia ningún dolor.
En su excitación sé negó a permitir que TITIGOTI volviera a su hogar; juró matarlo ya. TITIGOTI le dijo: cuando quiera, y Dijo: es sólo un niño, no es bueno cuando piensa.
AJINAKU tomo la lucha, sin ser hábil para alcanzar al rápido pájaro que vuelve otra vez a su cabeza. Después de un momento TITIGOTI decidió verter el negro liquido en la frente del elefante. Entonces fue a verlo Oduduwa, y dijo: Ya esta bueno. No puede continuar así. Y TITIGOTI dijo: No lucho con una persona agonizante.
Y todos vieron el líquido oscuro y pastoso que caía de la frente de AJINAKU. Y AJINAKU pensó que sé me moría. Estaba demasiado avergonzado.
Y sé martilleo la cabeza contra los árboles hasta que sé mato.
Por esto sé dice que las pequeñas cosas pueden volverse grandes.