EL MAJADERO.

Apataki de Oyeku-okanran

ERA UN NIÑO MUY TRAVIESO, MALO Y CABEZA DURA Y HACIA LO QUE NADIE DESEABA QUE EL HICIERA. AL NIÑO LO ACONSEJABA MUCHO SU MAMA PERO EL NO LE HACIA CASO.
UN DIA EL PILLUELO SE FUE AL MONTE, COSA ESTA QUE LE ESTABA PROHIBIDA POR SUS PADRES POR EL GRAN PELIGRO QUE REPRESENTABA Y QUE ALLI CORRIA. ALLI LE LLAMO LA ATENCION UN ARBUSTO QUE ERA DEL MISMISIMO DIOS DEL MONTE, DESTROZANDOLO; Y EL DIOS CONTEMPLANDO SEMEJANTE ACTO, LO ENCANTO Y LO ENCERRO.
ELEGBA AL VER LO QUE SUCEDIA, ENVIO AL OWUNKO A PROTEGER AL NIÑO Y AL LLEGAR AL ARBUSTO EL OWUNKO, CON SUS ASTAS DAÑO LA OTRA PARTE DEL MISMO Y EL DIOS CREYO QUE ERA EL MISMO MUCHACHO Y SE ENFURECIO MAS AUN; PERO AYAGUNA, LA REPRESENTACION DE ODUDUWA HIZO SU APARICION Y LE DIJO AL DIOS DEL MONTE:
'NO FUE EL NIÑO SINO EL OWUNKO' Y ACUSARON AL MISMO.