EL EBBO DE OJU ALE (ATARDECER)

Apataki de Oyecun-odi


La Babosa se fue a consultar con Ifa y este le marco un Ebo, pero desconfiada dijo que no iba a gastar su dinero y perdió toda protección y así la gente abusa de ella.

Oyeku Kepdi fue un Awo muy popular en el cielo. Él hizo muchas proezas en el cielo y en la tierra.
Él hizo adivinación para la mañana y para el atardecer, cuando venían al mundo.
El hizo adivinación para la mañana(Aaro) y para el atardecer(Oju Ale) con el siguiente poema:

Ifa Oyeku sidi,
Idin mon ojo,
Koni abebe,
Iyeri ye la bibe
Sugbon komo,
Ese ijo gbigbe.

Significado:
El gusano conoce,
Como bailar,
Pero no tiene miembros,
Las venas de los tobillos se tonifican,
Sus piernas internas para bailar,
Aunque con falta de fuerza,
Para levantar las fuerzas.

Oju Ale(Atardecer) se le dijo que hiciera sacrificio con Babosas, Cacao, paloma, Efunfun, Osun, miel y sal, y el lo hizo. Aaro(Mañana) por otro lado se le dijo que hiciera sacrificio con miel y babosas. Él declina hacer el sacrificio porque consideraba que faltaban cosas. Por otro lado, él le dijo al Awo que prescribiera un sacrificio con el objeto de tener el mundo antes que el Atardecer. El no se preocupo por la opulencia y la permanencia en llegar a la tierra. Se le marco un Ebo con un machete, tela roja, aceite de corojo y un carnero. Él hizo el sacrificio y el Awo también le preparo Ifa para él. Después de esto él llega al mundo, venciendo al Atardecer quien estaba buscando aun el dinero para hacer su sacrificio.
Inmediatamente que la Mañana llega a la tierra, toda la gente lo abrazo. Cuando Eshu dijo que la Mañana, no hizo el sacrificio para la prosperidad, él corrió al cielo para invitar al sol para que apareciera porque la Mañana le estaba robando el Show en la tierra. El sol instantáneamente apareció en el horizonte y sus rayos empezaron a calentar la atmósfera. Antes del mediodía la fortuna de la mañana empezó a decaer. El aire fresco de la mañana empezó a calentarse por la acción del sol, y la gente empezó a guardarse en sus casas. Mañana, fue llevada a su mínima expresión. La intensidad de la tarde se había llevado la frescura de la mañana.
Este fue el momento cuando el atardecer llego a la tierra, la fortuna que la tarde le había quitado a la mañana fue toda transferida al Atardecer. Gradualmente, el sol empezó a descender y el atardecer empezó a florecer. El atardecer se transformo en fresca, prospera y rica.
Esto es porque al día de hoy, las fortunas de la Mañana tienen corta vida. Es solo entre 6 a.m. y 9 p.m antes de que el sol aparezca con toda su fuerza. La mañana empieza con los problemas entre las 9 a.m hasta el mediodía que se extingue. En otras palabras, su fortuna tiene solo 3 horas de las 24 horas que tiene el día.
Esto explica por que aquellos que tienen opulencia al principio de la vida, pierden todo o mueren a la mitad de la misma.
También significa, aquellas personas quienes están destinadas a tener opulencia, tienen grandes dificultades al principio de sus vidas, trabajan duro en la Tarde y hacen el usufructo en el atardecer de la misma.
También explica que aquellos que se levantan en la mañana para rezarle a Dios supremo por su prosperidad hasta el final de sus vidas, son los que lo logran.

En algunas culturas, los niños nacidos en el atardecer o en la noche son mayores que los que nacen en el día.

Esto es el porque los Awoses cantan este poema:

Aro mi ire-o,
Oju ale la ntoro,
Bi ale mi baa dara,
Emi yio dupe l'owo Ifa,

Si mi mañana es buena,
Yo rezo por la prosperidad,
De mi atardecer,
Gracias a Orunmila.