LA MUERTE LO VINO A BUSCAR.

Apataki de Oyecun-irosun

A ORUNMILA LE SALIO ESTE SIGNO Y EL ANGEL DE SU GUARDA, LE PIDIO QUE HICIERA ROGACION CON UNOS COCOS; PERO EL NO TENIA DINERO Y SE FUE A LA PLAZA Y PIDIO LOS COCOS FIADOS. NO SE LOS DIERON, RECIBIENDO ADEMAS UNA MALA CONTESTA. LO MISMO LE SUCEDIO CON LAS DEMAS COSAS QUE NECESITABA PARA HACERSE LA ROGACION.
CUANDO ORUNMILA SALIO SE ENCONTRO CON UN VIEJITO QUE EL CONOCIA Y ESTE LE MANDO A QUE PASARA DENTRO DE SU CASA.
EN LA CONVERSACION QUE SOSTUVIERON, ORUNMILA LE DIO LAS QUEJAS AL VIEJO DE LO QUE LE HABIA SUCEDIDO EN LA PLAZA. EL VIEJITO LE DIO LOS COCOS Y DEMAS ARTICULOS QUE ORUNMILA NECESITABA PARA PODER CUMPLIR CON EL ANGEL DE SU GUARDA.
ORUNMILA COMENZO A ROGARSE LA CABEZA EN LA MISMA CASA DEL VIEJITO CUANDO TOCO A LA PUERTA LA MUERTE, QUE VENIA A BUSCAR AL VIEJO. ORUNMILA LE DIJO AL VIEJITO QUE ABRIERA LA PUERTA Y LA DEJARA ENTRAR, QUE EL LA RECIBIRIA.
LA MUERTE, AL ENTRAR, CREYO QUE EL VIEJITO ESTABA SOLO, PERO SE SORPRENDIO AL VER A ORUNMILA; DICIENDOLE QUE VENIA A BUSCAR AL VIEJO, PORQUE YA SE LE HABIAN CUMPLIDO SUS DIAS.
ORUNMILA CONVENCIO A LA MUERTE PARA QUE NO SE LO LLEVARA, PORQUE EL VIEJITO ERA BUENO Y QUE EN CAMBIO SE LLEVARA A LOS VENDEDORES DE COCOS DE LA PLAZA, QUE ERAN MUY MALOS.