EL GOBIERNO DE LOS LOCOS

Apataki de Oyekun-ose

En el país de Ife, el Oba se llamaba Xevizokwine y había un loco en su país que usaba el nombre del Oba y le cantaba desde la mañana a la noche. El Oba sé angustio de este sacrilegio,
y decidió consultar Ifa. Encontró Yeku Vi, que pidió: Una Calabaza rota, un jarro roto, todo aquello que él pudiera encontrar roto, un gallo, una chiva y quince centavos.
El Oba hizo el sacrificio, e Ifa ordenó que tomara el sacrificio, y que él lo pusiera en el lugar que el loco tenia la costumbre de cantar y en ese momento tirarlo a la tierra.
Y el mensajero del Oba sé oculto en el bosque. El loco pasó, cantando los tonos con el nombre del Ob en ese momento el mensajero dejo caer estrepitosamente la carga con un ruido ensordecedor.
Comento el loco:! Que loco esta este tipo.
¿Quién es este loco?
¿Quién esta loco?
Oí una carga caer a la tierra.

Y sus palabras sé transformaron en un ritmo y sé volvió canción en su boca, y olvidó el nombre del Oba.