ABITA.

Apataki de Oyecun-irosun


DICE IFA: Que en ciertas ocasiones, la tierra estaba sin gobierno y Olofin no sabia que hacer. Entonces empezó a mandar a los santos a ver si podían hacer algo para remediar la situación, pero todos peleaban para obtener la supremacía.

Dándose cuenta Olofin de esto, mando a Abita, y este bajo a la tierra y lo primero que hizo fue reunirlos a todos, diciéndole que se unieran y no pelearan entre sí, al lograr esto, Abita se hizo dueño de la situación y por consiguiente en la tierra.

En cierta ocasión que los tenia a todos reunidos, impartiéndose ordenes, se aparecieron los Ibejis y le dijeron: Mentiroso, tramposo, no estas buscando lo que te mandaron. Entonces Abita que tenia una personalidad de un joven de unos veintidós o veintitrés años, comenzó a cambiar su expresión, las orejas se les pusieron puntiagudas, los ojos al rojo vivo, las uñas les crecieron demasiado, le salieron cuernos en la frente y también la cola, las deidades enseguida lo conocieron y todos gritaron desesperadamente: Desaparécete, y este desapareció y no se supo mas de el, ni donde vive, ni donde esta, por lo tanto puede estar en cualquier lugar de la tierra, porque en el cielo no lo tiene en ningún lugar, es decir, esta en la tierra.