EL CAMPESINO Y LA SUERTE.

Apataki de Owonrin-ose

HABIA UN CAMPESINO MUY BUENO Y SERVICIAL QUE NO LE NEGABA NADA A NADIE QUE SE LO PIDIERA. CIERTO DIA FUE LA SUERTE A PROBARLO PARA CERCIORARSE SI ERA VERDAD QUE EL TENIA BUEN CORAZON Y LE PIDIO ALBERGUE EN SU CASA. EL CAMPESINO SE LA DIO.
POR LA NOCHE LA SUERTE SE ACOSTO Y DESPUES DE TRANSCURRIDAS VARIAS HORAS, TOCO EL TABIQUE QUE SEPARABA LAS HABITACIONES, Y DESPERTANDO AL CAMPESINO, LE PREGUNTO:
SEÑOR, DONDE PUEDO HACER MIS NECESIDADES FISIOLOGICAS?. EL CAMPESINO, SIN EXALTARSE POR HABER SIDO DESPERTADO, LE CONTESTO: HAGALA AHI MISMO, QUE MAÑANA YO LIMPIO EL CUARTO, PUES SI SALES A LA INTEMPERIE HAY FRIO Y OSCURIDAD. LA SUERTE SE DIJO: EN VERDAD QUE NO HAY CORAZON MEJOR EN EL MUNDO QUE EL DE ESTE CAMPESINO. LA SUERTE LLENO EL CUARTO DE DINERO Y SE MARCHO SILENCIOSAMENTE.
AL DIA SIGUIENTE EL CAMPESINO SE LEVANTO MUY TEMPRANO, PREPARO EL DESAYUNO PARA AMBOS Y SE SENTO A ESPERAR A QUE EL MISMO SE DESPERTARA. ASI PASARON VARIAS HORAS Y YA BIEN ENTRADA LA MAÑANA, EL CAMPESINO SE DIRIGIO DONDE DORMIA EL VISITANTE PARA VER SI LE HABIA SUCEDIDO ALGO ANORMAL Y AL EMPUJAR LA PUERTA, ESTA NO SE ABRIA, POR LO QUE TUVO NECESIDAD DE EMPUJARLA CON VIOLENCIA Y VIO CON ASOMBRO, QUE LA PUERTA NO SE HABIA ABIERTO AL PRIMER INTENTO PORQUE SE LO IMPEDIA LA GRAN CANTIDAD DE DINERO QUE HABIA DENTRO DEL CUARTO, PERO POR MUCHO QUE BUSCO AL VISITANTE, NO LO ENCONTRO EN SU CASA Y JAMAS EN SU VIDA LO VOLVIO A VER.
NOTA: ESTE CAMINO PRESCRIBE QUE CUANDO LE LLEGUE LA SUER TE, APROVECHELA Y NO LA DESPILFARRE, NI LA MALGASTE, QUE POR LO REGULAR ESTA LLEGA UNA SOLA VEZ EN LA VIDA.