EL AGRICULTOR

Apataki de Otura-ejiogbe

Había un agricultor que se encontraba casi arruinado por la época de sequía que estaba soportando, pero el ángel de su guarda le ofreció una suerte, para lo cual debía de darle dos aure melli, pero no debía de trabajar ese día ni mojarse con agua de lluvia. El agricultor dio las aure melli, pero al momento empezó a llover y penso que podía aprovechar para arar la tierra, cosa que hizo, sucediendo que en ese instante cayo del cielo la suerte prometida, dos sacos de oro que le aplastaron y mataron.