NO SE DICE MENTIRAS

Apataki de Ose-osa

ERA UN HOMBRE QUE ANDABA POR EL MONTE, LE ENTRO MUCHA SED Y LA AYAPA EN VEZ DE INDICARLE DONDE ESTABA EL RIO, CUANDO EL LE PREGUNTO, LE DIO UNA DIRECCION CONTRARIA. ANDANDO EL HOMBRE, SE ENCONTRO CON SHANGO, Y FUE ESTE QUIEN LO GUIO CORRECTAMENTE.
CUANDO EL HOMBRE LLEGO AL RIO, VIO A LA AYAPA, LA COGIO Y EN AGRADECIMIENTO SE LA LLEVO A SHANGO.
POR ESTE CAMINO SE LE DA UNA AYAPA A SHANGO, PARA QUE NO LO DESVIEN DEL CAMINO DEBIDO.
NOTA: COMO TODAS LAS AYAPAS SON IGUALES, ES POSSIBLE QUE EL HOMBRE CREYERA QUE ERA LA MISMA Y LA COGIO. CUIDADO NO LO CONFUNDAN CON OTRA PERSONA Y LO MATEN.