LOS HIJOS DE IYA LONA

Apataki de Osa-Otura

Pataki
Iya Lona era una madre que tenia varios hijos, pero vivía siempre sufriendo, porque quería ver a sus hijos vivir bien. Para lograr esto, se pasaba la vida pidiendo a los Eguns y a los Orishas por su hijos. A los 12 años de estar pidiendo, quien le oyó fue Egun, quien le dijo: Yo te voy a ayudar pero para lograr lo que tu deseas, tienes que hablar también con Shango. El Egun le dijo: Yo cogeré uno de tus hijos y le daré suerte, pero esta suerte tiene que compartirla con sus hermanos y si no lo hace así, se la quitaré otra vez.

Iya lona al principio se asustó, pero ante el deseo tan grande que tenia de ver a sus hijos vivir bien, tomo el camino y fue a verlo. Cuando les habló, ellos contestaron: Pero mamá, tu crees que el espíritu de nuestro Padre va a poder ayudarnos. Y salió a buscarlo y se los trajo. En eso Iya lona ve por el camino a Shango que venía, se le acercó y le contó lo que le pasaba, Shango llamo a Omo Mole, que así se llamaba el hijo mayor de Iya lona y que era el que había traído los Akukos y le dijo: Vamos a llamar al Egun de Padre para que té de las gracias que tu necesitas. Shango hizo una cruz en la Tierra y entre el Egun y el se comieron los dos Akukos fun fun, les dieron las gracias a Omo Molé, pero le advirtieron: Siempre ayudarás a tus hermanos y jamás los abandonarás ni a tu mamá y el día que no cumplas este Pacto, te quitaremos la gracia que te hemos dado.