EL MAGO

Apataki de Osa-Otura

Pataki
EL MAGO
Aconteció una vez que había un Mago que hacia todo lo que él deseaba, pues era por medio de un muerto, pero el mago era un poco despreocupado para sus cosas. Un día se acostó y vino el espíritu del muerto y le dijo que fuera a casa del Awo que vivía distante de su casa para que le dijera tres cosas para su felicidad. Este así lo hizo y el Awo le dio una onza de oro. El Awo tenia frente a su consulta un pájaro muy vistoso, Osode a Osa Tura y le dijo que él encontraría su felicidad. Osa Tura se fue y el poco rato tropezó con un cofre que tenia muchas joyas, lo cogió y siguió caminando, al poco rato tropezó con una bola color ámbar, la recogió y siguió su camino. Después se sentó a la orilla de un río y allí vió una doncella, se casaron y tuvieron dos hijos. La mujer tuvo que asentar Osha por su salud y dejo de ser Mago para convertirse en Adivino.

Aquí fue donde Osa Tura se hizo de la confianza de Obatalá convirtiendo con una pluma de Loro la casa de Obatala en un Palacio de Flores. Obatalá lo bendijo y le regalo un Loro.