LA VENDEDORA DE COCOS.

Apataki de Ofun-oyeku

HABIA UNA MUJER QUE IBA TODOS LOS DIAS A VENDER COCOS A LA PLAZA Y UN DIA FUE DONDE ORUNMILA Y ESTE LE DIJO QUE TENIA QUE HACER ROGACION SI QUERIA TENER BUENA VENTA; ELLA LE CONTESTO QUE PARA VENDER COCOS NO HACIA FALTA HACER EBBO.
ENTONCES ESHU FUE A LA PLAZA Y LE DIJO A LA GENTE QUE CUANDO VIERAN A UNA MUJER VENDIENDO COCOS QUE NO SE LOS COMPRARAN PORQUE ESOS COCOS ESTABAN MALOS Y NO SERVIAN PARA LOS SANTOS.
COMO RESULTADO DE ESTO A LA MUJER NADIE LE COMPRABA COCOS Y ELLA AL VER QUE NO TENIA VENTA FUE CORRIENDO A CASA DE ORUNMILA, HIZO EBBO Y ENTONCES FUE CUANDO ELLA PUDO VENDER SUS COCOS.