LA MUÑECA DE ACEITE.

Apataki de Ofun-owonrin

CERCA DE UN CAUDALOSO RIO VIVIA UN HOMBRE EL CUAL VIVIA MUY TRISTE, PUES NUNCA HABIA PODIDO TENER HIJOS.
UNA VEZ, NO SABIENDO COMO ENCONTRAR REMEDIO A SU DESGRACIA, ACUDIO A UN ABESHU MULEI (HECHICERO) QUE GOZABA DE MUCHA FAMA Y LE DIJO: QUIERO QUE CON TU SABIDURIA ME ACONSEJES EL MEDIO PARA QUE YO PUEDA TENER UNA HIJA, QUE ME SAQUE DE ESTA SOLEDADA EN LA CUAL YO ME ENCUENTRO. VETE A TU CASA LE RESPONDIO EL HECHICERO Y TRAEME TODO EL ACEITE DE PALMA QUE TENGAS; DURANTE MUCHOS DIAS AQUEL HOMBRE ESTUVO ECHANDO ACEITE EN UNA VASIJA, HASTA QUE LA LLENO, LLEVO SU ACEITE AL BRUJO, EL CUAL CON ESTE ACEITE FUE MOLDEANDO UNA NIÑA, Y CUANDO LA TUVO TERMINADA SE LA ENTREGO A AQUEL HOMBRE, TERMINADA AQUELLA LABOR EL BRUJO LE DIJO AL HOMBRE: ESTA QUE A PARTIR DE AHORA SERA TU HIJA NO PODRA NUNCA BAÑARSE EN EL RIO, NI ESTAR MUCHO TIEMPO EXPUESTA EN EL SOL.
AQUEL HOMBRE SE LLEVO A SU HIJA PARA SU CASA. AQUEL HOMBRE GUARDABA SU NIÑA TODOS LOS DIAS EN SU CHOZA, PARA OCULTARLA DE LA MIRADA DE TODAS LAS DEMAS PERSONAS, Y CIERTAMENTE EL HOMBRE FUE MUY FELIZ. CADA VEZ QUE EL NECESITABA SALIR DE LA CASA SIEMPRE LE ACONSEJABA A LA NIÑA NO SALIR DE LA CHOZA Y MUCHO MENOS IR AL RIO, LA NIÑA FUE CRECIENDO EN MEDIO DE LA ALEGRIA DEL QUE CREIA SER SU PADRE, MAS EN UNA OCACION EN QUE EL TUVO NECESIDAD DE IR A SU FINCA, LA NIÑA DESOBEDECIENDO LOS CONSEJOS DE ESTE SE ACERCO HASTA EL RIO, DONDE ENCONTRO A UNA MUJER QUIEN AL VERLA SOLA SE LA LLEVO A SU POBLADO, SIN QUE PUDIERA SERVIRLE DE NADA LAS LAGRIMAS DE LA NIÑA NI LOS QUEJIDOS DE ESTA.
AL REGRESAR AQUEL HOMBRE A LA CHOZA Y NO ENCONTRAR A SU HIJA, EMPRENDIO DESESPERADO SU BUSQUEDA POR LOS RIOS Y BOSQUES SIN QUE SUS ESFUERZOS SE VIERAN CORONADOS POR EL EXITO.
POCO A POCO AQUEL HOMBRE MORIA DE TRISTEZA, ENTRE TANTO AQUELLA NIÑA SE HABIA CASADO CON EL HIJO DE AQUELLA MUJER.
MUCHO TIEMPO DESPUES PERMANECIO ELLA ENCERRADA EN SU NUEVO HOGAR, DONDE LA TENIA SECUESTRADA SU SUEGRA, POR TEMOR A QUE SE LE ESCAPARA. EN UNA OCASION SU SUEGRA LA LLEVO A LA FINCA DONDE ELLA TRABAJABA PARA VIGILARLA MEJOR, Y DEL CALOR IRRESISTIBLE QUE HACIA LA MUCHAHA VEIA COMO SUS PIES SE LE DESVANECIAN LENTAMENTE HASTA DEFORMARSELES, Y SUS MANOS Y CUERPO IBAN PERDIENDO LA FORMA, MIENTRAS EN EL SUELO SE IBA FORMANDO UN CHARCO DE ACEITE DE PALMA.
AL NO PODER GRITAR SE DERRITIO POR COMPLETO, CUANDO SU SUEGRA VOLVIO AL LUGAR DONDE LA HABIA DEJADO, SOLO ENCONTRO UNA GRAN MANCHA DE ACEITE EN EL SUELO, AL REGRESAR AL PUEBLO LA MADRE NO PUDO EXPLICAR LA ACONTECIDO AL HIJO Y EL HIJO ENFURECIDO LE DIO MUERTE A SU MADRE EN CASTIGO A LA NEGLIGENCIA QUE LO PRIVO DEL AMOR DE AQUELLA MUJER A QUIEN ADORABA.
.