IROKO NO LE GUSTABA EL BULLICIO (OBATALA).

Apataki de Ogunda-irete


EN ESTE CAMINO OBATALA SIEMPRE SE ESTABA QUEJANDO POR EL BULLICIO QUE EXISTIA DONDE EL VIVIA, EL CUAL LO PONIA MUY MAL Y LO ENFERMABA. UN DIA OBATALA SE DECIDIO Y FUE A VER A OLORDUMARE, DANDOLE LAS QUEJAS DE LO QUE ESTABA PASANDO, Y LE ROGO A OLORDUMARE QUE LE CONCEDIERA VIVIR EN UN LUGAR DONDE ESTUVIERA APARTADO DE TODOS, Y QUE NO EXISTIERA EL BULLICIO.
OLORDUMARE CONSIDERANDO SU PETICION, MANDO A VIVIR A OBATALA EN LO MAS ALTO DE LA MATA DE IROKO QUE ACTUALMENTE SE CONOCE CON ESE MISMO NOMBRE, IROKO.
ORISHAOKO AL VER A OBATALA DONDE ESTABA SOBRE EL ARBOL DE IROKO FUE EL PRIMERO QUE LE SACRIFICO DOS NOVILLOS.
CUANDO ORISHAOKO FUE A DONDE ESTABA OBATALA EN IROKO, DEBAJO DE ESE ARBOL VIO QUE HABIAN MUCHOS EGUN BURUKU OBAYEYE Y CORRIENDO FUE A VER A ESHU PARA QUE LOS ALEJARA, DONDE ESTE LO LOGRO GRACIAS A LA AYUDA DE ORUNMILA QUE ERA OGUNDA KETE.