EL SECRETO DE LAS CABEZAS, LA SANGRE Y LA TIERRA.

Apataki de Ogunda-ose

EN ESTE CAMINO, HABIA UN AWO QUE ERA UN CAZADOR Y ESTABA MUY POBRE, PORQUE LA CAZA APENAS LE ALCANZABA PARA COMER, AL EXTREMO QUE LA ROPA SE LE ROMPIA EN EL CUERPO.
YA DESESPERADO FUE AL MONTE A IMPLORARLE A OLOFIN, ESTANDO HACIENDO LA IMPLORACION SE LE APARECIO OLOFIN Y LE ENTREGO UN SECRETO QUE EL SIEMPRE FUERA AL MONTE A CAZAR Y TUVIERA EXITO.
DESDE ESE DIA, EL EMPEZO A CAZAR CON GRAN SUERTE, PUES YA ERA MUCHA LA ABUNDANCIA EN LA CASA, PERO CUAL FUE EL ASOMBRO DE LA MUJER Y SU CURIOSIDAD, QUE SIEMPRE VEIA A LOS ANIMALES QUE SU MARIDO CAZABA SIN CABEZA, POR LO QUE ESTO LE LLAMO LA ATENCION PODEROSAMENTE, Y LE INTRIGO LA CURIOSIDAD EN SABER LO QUE SU MARIDO HACIA CON LAS CABEZAS.
UN DIA COGE ELLA Y LE LLENA LA MOCHILA DE CENIZA Y LE HIZO UN AGUJERO, Y CUANDO EL SALIO DE CACERIA, POR EL CAMINO IBA REGANDO LAS CENIZAS Y LA MUJER SIGUIO EL RASTRO, Y LLEGO CERCA DONDE EL ESTABA Y OBSERVO TODO LO QUE SU MARIDO HIZO CON EL ANIMAL QUE CAZO INCLUSO CON LA CABEZA.
AL TERMINAR LA OPERACION SE LE PRESENTO OLOFIN, PREGUNTANDOLE CON QUIEN EL HABIA VENIDO, SI HASTA TANTO EL SIEMPRE HABIA VENIDO SOLO AL MONTE.
EL HOMBRE CAZADOR ASOMBRADO LE CONTESTO:
QUE EL HABIA VENIDO SOLO, COMPLETAMENTE SOLO.
Y OLOFIN RESPONDIO Y ESA MUJER; QUE AL VERSE DESCUBIERTA, SALIO Y SE DIRIGIO AL MARIDO Y LE PIDIO PERDON A OLOFIN Y LE CONFESO DE SU CURIOSIDAD, QUE SOLAMENTE LE HABIA LLEVADO A ESE LUGAR.
Y ENTONCES OLOFIN, COMO CASTIGO LE DIJO:
SI TU CURIOSIDAD ERA VER SANGRE, DESDE HOY LA VERAS TODOS LOS MESES POR TUS PARTES.
Y DESDE ENTONCES LAS MUJERES TIENEN EL PERIODO.
COMO CASTIGO DE OLOFIN.