LA RECOMPENSA A LA INGRATITUD

Apataki de Iwori-ogunda


De acuerdo al Odu Iwori Gunda, Dios castiga a Ogun cuando el cayo de la gracia después de contribuir al asesinato de Orunmila.
Ogun era muy pobre, y su ángel de la guarda le aconsejo que le requiriera a Orunmila que le hiciera Ifa. Orunmila rehusó en hacerlo en la base de que Ogun trataría de matarlo en la ultima muestra de ingratitud. Ogun le rogó a Orunmila varias veces, pero en cada ocasión, Orunmila se rehusó.
Eventualmente, Ogun reporto esta situación al Divino Concilio de Dios donde todos los presentes acusaron a Orunmila de tener un corazón muy duro.
En este veredicto, Dios le ordena a Orunmila que le preparara el Ifa a Ogun. Orunmila estuvo de acuerdo, pero predijo que Dios seria el ultimo testigo de la ingratitud de Ogun. Orunmila procedió a la ceremonia que duro 7 días. Antes de finalizar las ceremonias, una guerra broto entre Ilakporo y Aminikun en el sexto día, y siendo la divinidad de la guerra, Ogun tuvo que ir a la batalla antes de completar las ceremonias de Ifa. Él pelea contra los dos lados para someterlos y retorno a casa con 600 prisioneros de guerra, y cargando todas las recompensas de la guerra y haciéndose inmensamente rico.
Llegando a la casa, Ogun comenzó a pensar, sobre los poderes que Orunmila tenia. Él pensó para el mismo que si la ceremonia realizada por Orunmila pudo cambiar su estado económico de penuria en afluencia, que podría hacer Orunmila el día que este lo atacara para destruirlo. Ogun, luego planeo una estrategia para la eliminación de Orunmila. Él invita a sus soldados y les dio instrucciones detalladas de ir a casa de Orunmila en la noche, no solo para darle fuego, sino para matar a cualquiera que quisiera escapar de ahí.
Tradicionalmente, la casa de Orunmila esta al lado de la de Dios en el cielo, por esta razón se le llama Ajiborisa kpero, que significa, la primera divinidad en ir a saludar a Dios por la mañana.
La casa de Dios es toda blanca, con una gran bandera blanca enfrente. Por otro lado, La casa de Orunmila esta pintada de negro con una palma de Ikines enfrente de ella.
Ogun les dijo a sus soldados que quemaran la casa oscura, sin decirle a ellos quienes vivía en la casa.
Mientras tanto, como es usual en la mañana, Orunmila consulto a su Ifa y este le revela que la guerra era inminente y que debería ofrecer un chivo sin retrazo, pintura blanca, tela blanca y una hoja de palma de Ikines a Eshu. El rápidamente envió a su Akpetevi al mercado a comprar los implementos, para hacer los sacrificios lo antes posible.
Tarde en la noche, cuando todos dormían, Eshu se paro a hacer el trabajo por el cual había sido alimentado. Él transforma el color de la casa de Orunmila en blanca y coloco una bandera blanca enfrente de esta. En este momento es importante recordar la proclamación de Eshu, que aunque, el no tiene poderes para crear, él puede manipular, transformar lo que Dios a diseñado.
Después que todos estaban dormidos los soldados de Ogun se movieron para atacar. Ellos no tuvieron dificultad en localizar la casa negra con la palma enfrente. Ellos instantáneamente le prendieron fuego y se apostaron para matar a cualquiera que saliera de la casa. Cuando Dios vio que su casa estaba en llamas ( Eshu, pinto la casa de Dios negra y le planto la palma enfrente), él le ordeno al fuego que se apagara porque, esta prohibido hacerle cualquier daño a la casa de Dios.
Dios, le pregunto a los soldados de Ogun, que era lo que estaba pasando, a lo que ellos contestaron, que estaban actuando de acuerdo con las instrucciones de Ogun. Dios le pregunto que casa debían quemar, a lo que ellos contestaron, que era la casa pintada de negro con una palma enfrente. Dios se dio cuenta de lo que estaba pasando, y telepáticamente ordeno a Orunmila y a Ogun que fueran a verlo.
Sin demora, Orunmila y Ogun fueron al palacio de Dios. Dios le pregunto a Ogun, porque había mandado a quemar su casa, Ogun no tenia palabras para contestar. Cuando recobro el habla, contesto que él había mandado a quemar la casa de Orula que era negra con una palma enfrente. Es de notar, que Eshu ya había cambiado las casas y todo a su forma original.
Dios, se sentó en su trono y recordó las predicciones de Orúmila. El divino padre, amonesto a Ogun, por no haber dado a Orunmila ninguno de los tesoros que capturo en la guerra en señal de gratitud por lo que había hecho por él. Mas bien, él pensó que la mejor muestra de agradecimiento era eliminarlo de la faz del cielo. Esta fue la primera muestra de odio que Dios jamás mostró.
Dios rápidamente convoca a la reunión con las divinidades, y les explico todo lo que había ocurrido y le dijo a Ogun se parara en el medio del salón y dijo:
'Ogun, yo como hacedor de la creación, ordeno que tu por todos los tiempos, serás el indispensable complemento de todas divinidades y mortales creados por mí, y esto será así, si falla y sin omisión de tu parte, porque, ninguna divinidad, ni mortal será capaz de hacer nada sin contar con tu ingeniería y tu inventiva. Ahora, que tu haz demostrado total ingratitud, voy hacer otra proclamación, ya que tu mente fue tomada por Eshu. Así Dios tomo su insignia de autoridad Ashe y dijo:
Desde hoy hasta la eternidad, tu Ogun serás el sirviente de todas mis divinidades y mortales. Tú los asistirás en sus casas, trabajos, granjas, moviéndote de un lugar a otro sin descanso. Como la divinidad de los metales, tu continuaras con el don de hacer instrumentos y ornamentaciones. Sin embargo, antes de hacer cualquier transformación, el fuego con que tu trataste de quemar mi casa y la casa de Orunmila, tu benefactor y mentor, será siempre usada para quemar tu cabeza, pecho, manos y pies, antes que tu asumas la forma en que tu servicio sea requerido. Después de trabajar para mis criaturas noche y día, nadie recordara expresar ninguna gratitud por tus servicios en cualquier forma que tomes. Esta será tu maldición por la ingratitud que haz mostrado para tu benefactor.
Dios después se dirigió a Orunmila y le dijo: Como la divinidad de la sabiduría y el sabio adivino del cielo y la tierra, cualquiera que pagara tus buenos trabajos o designios con ingratitud, también sé transformara en la victima de la ingratitud por todos.