LAS DOS PALABRAS.

Apataki de Iwori-irosun

LAS DOS PALABRAS.
Había un pueblo en el cual dos hombres, por sus conocimientos, los eligieron Reyes y cada uno de estos personajes decía y hacia lo que les parecía, hasta que un día el pueblo se reunió y fue a ver al Rey mayor para pedirle que pusiera termino a aquella situación, porque ya el pueblo estaba dividiéndose en dos bandos y había comenzado prácticamente una guerra entre familias.

Cada uno de estos Reyes tenia sus seguidores, y para diferenciarse, un grupo ideo vestirse de amarillo y otro bando eligió vestirse de color azul. Resulto que el grupo que eligió vestirse de color amarillo comenzó a decir que el sol era su dios y que la Luna era del bando azul.

Al principio todo marchaba bien, pero como los que se vestían de amarillo eran egoístas, comenzaron a decir que el sol era mas fuerte que la luna y que por lo tanto, ellos eran más poderosos que los que vestían de color azul. Esto trajo como consecuencia que comenzara la guerra entre la gente de aquel pueblo, tomándose tan grave la situación que el pueblo decidió ver al Rey mayor antes mencionado. Este personaje dijo: Yo voy a poner dos palabras escritas dentro de un cofre cada uno de los grupos, tendrá que respetar la palabra que coja.

Cuando se reunieron los dos grupos, el Oba Mayor convido a los dos personajes que se habían elegido Reyes y les dijo que cada uno de ellos cogiera un papelito de los dos que había en el cofre. Previamente les había indicado las inquietudes del pueblo y que se tenían que comprometer a cumplir la palabra que cada uno de ellos sacara del cofre.

Cuando ambos Reyes sacaron sus manos del cofre, y al enseñar lo escrito y unidas decían OLOFIN REY, donde todos abochornados bajaron la cabeza.

Entonces les dijeron: Iwori Koso, desde hoy nuestro Rey será Olofin, y usted como Rey Mayor será el único que nos guíe. Iwori Koso les contesto: Pero cada uno de ustedes se tiene que quitar esa ropa con la que hasta ese momento era que se distinguían y llevarlas al río y dejarlas allí. Así, vestir desde hoy ropa de cualquier color y traer distintos manjares cuando regresen del río, para festejar solamente esta unión que ustedes han hecho en torno a Olofin.