EL ENGAÑO DEL GORRIÓN

Apataki de Iwori-idi

Encontrándose un Gorrión con el toro, lo incito a concertar una apuesta para determinar cual de ellos dos tenia más valor para atreverse a matar a sus hijos, donde el toro a duras penas acepto a la pretensión del Gorrión.

Cuando comienza la apuesta, el Gorrión, al ver la aptitud vacilante del toro le dijo: Amigo mío, yo voy a comenzar primero. El Gorrión se había puesto en combinación con sus hijos y hacían como si les arrancara la cabeza y aquellos se dejaban caer uno a uno, entonces el Gorrión se viro hacia el toro y le dijo: Bueno, ya yo le demostré mi valor, ahora te toca a ti. Donde el toro comenzó a matar a sus hijos. Cerca de allí pasaba la vaca, la que al observar aquello, pensó: Para mi todo esto es anormal, iré a casa de Orunmila.

Así lo hizo y Orunmila le vio este Ifa y le hizo rogación. Entonces la vaca fue a donde estaba su esposo el toro y le dijo: Parece mentira que usted tan grande y tan fuerte, se deje engañar tan miserablemente. Usted no ve que todo esto es una trampa para exterminarlo, pues usted representa la fuerza. El toro comprendió el consejo de la vaca y dejo de matar a sus hijos y volvió a su vida normal.