EL COMERCIANTE Y EL LORO.

Apataki de Iwori-irosun

Una vez un comerciante coloco a su hermana como encargada de hacerle comercial de su comercio, la cual con su trabajo diario se ocupaba de traer al publico. Ella hacia su propaganda al frente del local. El comerciante también tenia un pequeño lorito que acompañaba y ayudaba a la joven en su diaria labor. Pasaron los días y un día el lorito comenzó a hablar imitando al pie de la letra todo lo que decía la hermana del comerciante en su propaganda. La gente atraída ante aquella novedad, ya casi no se fijaba en la joven. El comerciante al darse cuenta de esto, despidió a su hermana, la gente se fue muy triste y disgustada.

Un día la joven regresa con la intención de vengarse del loro de su hermano, lo cual logro, envenenando al loro. Desde ese momento el negocio del hombre comenzó a decaer y volvió a verse como estaba antes de que el loro comenzara a hablar.