EL COMERCIANTE Y EL LORO.

Apataki de Iwori-irosun

ESTE ERA UN COMERCIANTE EL CUAL TENIA UN NEGOCIO PROSPERO, POR LO QUE ESTABA BIEN SU SITUACION ECONOMICA. DICHO HOMBRE COLOCO A SU HERMANA PARA QUE ESTA LE HICIERA LA PROPAGANDA DE SU COMERCIO Y CON SU TRABAJO DIARIO FUERA LA ENCARGADA DE ATRAER AL PUBLICO HACIA EL NEGOCIO.
ELLA HACIA LA PROPAGANDA FRENTE AL LOCAL Y EL COMERCIANTE TENIA ADEMAS UN PEQUEÑO LORO EL CUAL ACOMPAÑABA Y AYUDABA A LA JOVEN EN SU DIARIA LABOR.
PASO UN TIEMPO Y EL LORITO COMENZO A HABLAR, IMITANDO A LA PERFECCION TODO LO QUE LA JOVEN DECIA EN SU PROPAGANDA; LA GENTE ATRAIDA POR AQUELLA NOVEDAD APENAS SE FIJABA EN LA JOVEN Y EL COMERCIANTE AL DARSE CUENTA DE ESTO DESPIDIO A SU HERMANA DEL NEGOCIO, LA CUAL SE FUE MUY TRISTE Y DISGUSTADA, YA QUE ELLA ASI SE GANABA LA VIDA.
PASADO UN TIEMPO LA HERMANA REGRESA PENSANDO EN VENGARSE DEL LORO Y DE SU HERMANO; ENTONCES LA JOVEN, NO TENIENDO OTRA ALTERNATIVA, LE DA VENENO AL LORO Y ESTE MUERE. DESDE ESE MOMENTO EL COMERCIANTE COMENZO A IR PARA ATRAS Y VOLVIO A VERSE COMO ESTABA ANTES QUE EL FAMOSO LORO
HABLARA.