EL OBO NO TENIA PARADERO.

Apataki de Iwori-Meji

CUANDO EL OBO NO TENIA PARADERO FIJO Y SE LE PONIA EN LA ELEDA Y ESHISHI SE LO CAGABA. UN DIA SE MIRO CON ORUNMILA Y ESTE LE MARCO ROGACION CON UN CORDON Y QUE SE LO AMARRARA A LA CINTURA Y QUE COGIERA UN EKO BIEN GRANDE Y QUE SE LO PUSIERA ENTRE LAS PIERNAS Y SE DEJARA CAER SENTADA.
ASI LO HIZO Y AL QUEDAR PEGADO EL OBO ENTRE LAS PIERNAS VINO LA TRANQUILIDAD PARA LA OBINI.
NOTA: TIENE UN ELESE AQUI Y OTRO EN ILE YANSA.